Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Gobierno carente de programa

Edmer Trujillo Mori, ministro de Transportes y Comunicaciones y brazo derecho del presidente Martín Vizcarra, sostiene que “es imposible que en un año pueda resolverse todo”. En efecto, a nadie se le ocurriría semejante tontería de exigirle a un ministro que en un año solucione todo el acervo de problemas que arrastra este país. Sin embargo, lo que sí es menester es demandarle al presidente Vizcarra –por algo postuló a la vicepresidencia del país, ¿o acaso no es cierto que Viscarra estuvo dispuesto a suceder a Pedro Pablo Kuczynski como jefe de Estado cuando se apuntó, junto con Mercedes Aráoz, al cargo vicepresidencial en la plancha presidencial de PPK?– y asimismo exigirle a sus ministros que, al menos, presenten una lista corta de iniciativas para empezar a remediar el cúmulo de taras que soporta el Perú. Sin embargo, ni Vizcarra ni alguno de sus ministros ha tenido el respeto cívico de cumplir este ensayo mínimo de responsabilidad para con la ciudadanía, siendo como son hombres públicos designados para administrar el país. Nuestra sociedad sólo ha sido notificada por Vizcarra de algunas ideas improvisadas, imprecisas, plagadas de generalidades a través de sus presentaciones ante el Congreso, propuestas plenas de promesas que, al menos en estos dos años que van de gobierno vizcarrino, ninguna ha sido cumplida. Para empezar, esa cantaleta de la lucha anticorrupción. Ahí están libres en plaza todos los amigotes de la progresía marxista que manejan el rumbo de la gestión Vizcarra. Empezando por Susana Villarán, Verónika Mendoza (la escribidora de Nadine), los propios Humala. Todos ellos ejecutivos de las empresas consorciadas de Odebrecht. Empezando por Graña y Montero, etc. Mientras que los opositores del oficialismo –personalizados por Alan García y Keiko Fujimori– son perseguidos. En el caso de Keiko, encarcelada sin acusación fiscal por un Ministerio Público absolutamente politizado. Esto, presidente Martín Vizcarra, no es lo que usted denomina la lucha contra la corrupción. Esta es simplemente una mascarada orientada a dinamitar a sus opositores, so pretexto de batallar contra la podredumbre. Por cierto, apelando al cargo que usted ocupa se ha permitido ignorar las denuncias que lo rodean en torno al estigma Lava Jato. En vez de haberle dado a conocer al país una explicación pormenorizada, coherente y sobre todo sustentada sobre los argumentos que tiene usted para despreciar las imputaciones públicas que ha recibido.

En consecuencia, fuera de esa monserga de la “lucha contra la corrupción” –que, reiteramos, no es sino un enunciado demagógico orientado a la encuestitis aguda que lo sobrecoge– usted ni sus ministros tienen un plan de trabajo –aunque fuera mínimo– que ofrecernos. Un consejo hasta de un conejo, presidente Vizcarra. Proponga usted algún planteamiento viable, interesante pero, sobre todo, tangible. Y cuidado, que cada uno de sus ministros haga lo propio. De paso ya no se quejará su ministro Trujillo. Que cada sector concentre su capacidad en proponer aunque fuere una idea que después se convierta en realidad para los 27 meses de gestión que le quedan a su gobierno. Acá no estamos pidiéndole peras al olmo.

Luis García Miró

EL MUNDO AL REVÉS

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares

Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares