Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





Golpismo en todo su esplendor

El renunciante mandatario Pedro Pablo Kuczynski inauguró un proceso golpista, arremetiendo contra el Poder Legislativo para quitarle representantes a la bancada fujimorista y, producto de esa merma, fortalecer la magra presencia de su grupo político en el Parlamento. Al final del día Kuczynski acabó como todos saben. Lo sustituyó –pegado con babas– un accidental presidente Martín Vizcarra. Su ingreso al gobierno fue muy caótico. Sin partido ni representación congresal y sin operadores políticos; con un más que mediocre cuadro ministerial que ha sido sustituido en varias ocasiones a lo largo del escaso año y dos meses que lleva en Palacio. Pero, precisamente, en esa debilidad ha estribado la habilidad de la progresía marxista, que le propuso a Vizcarra una agenda acorde a sus intereses. Vale decir, una estrategia roja para copar el poder teniendo al jefe de Estado como su hombre de paja. Y por cierto una estrategia exitosa, porque en lo que va del año y meses de gestión vizcarrina la progresía marxista se ha hecho del Poder Ejecutivo, de la Fiscalía y, en gran medida, del Poder Judicial. Que ya está pronto a ser copado del todo.

Pero las cuentas no cuadran. IDL, Transparencia, Pro Ética, El Comercio, La República, RPP y demás instrumentos del poder fáctico que controla la progresía marxista necesitan capturar el Legislativo para dominar completamente la marcha del país. Esta es su jugada maestra de cara al bicentenario. Y en adelante, atornillarse en Palacio per sécula seculorum. Si la sociedad ha sido incapaz de percibir semejante golpismo, entonces este país ha traspasado la barrera de los países subdesarrollados.

Y el presidente Martín Vizcarra se ha prestado a fungir de espolón de proa de la impresentable progresía marxista que, sin un solo voto de los peruanos, ha secuestrado nuestro Estado con el visto bueno de una casta política corrompida que para librarse de la ola delictiva que ha creado se ha aliado con esta mafia fascista, claudicando en todo lo que se le ordene con la esperanza de que así podría salvarse del largo brazo de la Justicia.

Una clara expresión golpista ha sido la insolencia que tuvo el ayer del presidente Vizcarra de presentarse a la Mesa de Partes del Poder Legislativo en compañía de un incalificable primer ministro, para dejar un escrito por el cual su gobierno cancela el diálogo con la representación parlamentaria para encontrar un punto de acuerdo sobre la reforma política planteada por un grupo de progresistas liderado por Fernando Tuesta. Reforma que tiene una evidente intención: debilitar las facultades constitucionales del Congreso y robustecer la posición del Ejecutivo. La meta no es otra que la captura del poder el 28 de julio de 2021 –o antes– vía este golpe de Estado al que venimos asistiendo todos los peruanos en cámara lenta, que tiene al presidente Vizcarra como eje principal.

Un consejo, presidente Vizcarra. Basta de demagogia y golpismo. Si se atreve a clausurar el Poder Legislativo, hágalo. ¡Pero hágalo ya! No siga desangrando al país con este populismo golpista y rastrero.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ: Fiscalía debe actuar con celeridad ante casos de presos preventivos

PJ: Fiscalía debe actuar con celeridad ante casos de presos preventivos