Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





Justos pagan por pecadores

El poder se encarga de borrar muchas cosas. En este caso, van pasando los meses –así correrán los años– y los affaires de corrupción (Lava Jato) que tanta indignación y rabia generaron entre la sociedad peruana parecieran estar entrando en ese estado de remisión soterrada que caracteriza a los actos delictivos cometidos por los influyentes. Porque podrían acabar olvidados –borrados– en el tiempo gracias al poder del señorío.

Sin embargo esta vieja depravación –la creencia de que el poder lo arregla todo– al final del día se convierte en bumerán contra quienes utilizaron el arma de su superioridad para eludir el crimen cometido, usualmente económico. Bumerán que, perversamente, afectará a todos aquellos que no formen parte de las capas necesitadas. Volverá así convertido en una ira violenta de la plebe contra la burguesía en particular. No solo contra los ricos y famosos, sino contra todos quienes integren las clases media y alta. En síntesis, el resentimiento y la frustración del pueblo se tornarán al final del día en una algarada que la aprovechará el antisistema más recalcitrante para apropiarse del poder –el Estado– convertido en dictador aplaudido por las masas.

Pero mientras los corruptos lograrán escabullirse de la Justicia y acabarán gozando de sus “comisiones” en el extranjero, al Perú lo devastará una revolución “reivindicadora” que creará aún mayor corrupción. Podredumbre de la que se beneficiarán los jerarcas que dicen representar al populacho, aunque éste permanecerá siempre subyugado a los operadores que adulan al todopoderoso. En resumen, ganarán los tramposos y perderán quienes acaten la ley.

Valga esta introducción para alertar que vivimos tiempos críticos para nuestro futuro. En dos años tendremos elecciones. Y por si los vivos de siempre no se dan cuenta, hasta ahora Antauro Humala se perfila como el antisistema vencedor. Van a cumplirse dos años desde que nuestro país se despertó iracundo tras conocer que sendos jefes de Estado, exministros, exfuncionarios y destacados empresarios le habían ro-ba-do centenares de millones de dólares al Estado, a través de comisiones que recibieron de consorcios constructores asociados a la mafia brasileña conocida como Lava Jato. Ro-ba-do a una nación menesterosa, incapaz de establecer servicios básicos –siquiera de nivel mediano– en sectores como Salud, Educación, Seguridad Ciudadana, Transporte Público, etc. Diariamente vemos a gente enferma haciendo interminables colas para conseguir un ticket que solo le servirá para regresar a hacer otras largas horas de cola y esperar que algún día la atiendan en un hospital estatal; o a niños estudiando en escuelas sin techo, baños, limpieza, etc.; o a personas asaltadas que acaban muertas o heridas y privadas de sus bienes por delincuentes que se pasean por las calles como Pedro por su casa; o a ancianos esperando horas de horas conseguir un bus para trasladarse de su casa al trabajo o viceversa. Y sin embargo, los todopoderosos de siempre se levantan en peso al Estado, sabedores de que este Poder Judicial y este Tribunal Constitucional los exonerarán de sus crímenes sociales.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Instalan 80 mil paneles solares

Instalan 80 mil paneles solares