Columnista - Luis Garcia Miró Elguera

La criada le salió respondona

Luis Garcia Miró Elguera

22 may. 2020 03:00 am
A+

Con fórceps acabará asistiendo al Congreso ese siempre iracundo –y por cierto inútil- primer ministro Zeballos. Acudirá a dar cuenta de los ucases aprobados por el régimen que preside Vizcarra durante esos cinco meses y 16 días que estuvo clausurado el Parlamento, por orden del autócrata que ordenó su cierre para llamar a elecciones y elegir un Legislativo a su imagen y semejanza. Lo cual, evidentemente, ¡no consiguió! Por cierto, no olvidemos que Vargas Llosa -siempre enconado con el Perú- dijo esto, luego que Vizcarra clausurase el Poder Legislativo: “Ha hecho muy bien el presidente Martín Vizcarra disolviendo el Congreso y convocando nuevas elecciones para el 26 de enero.” ¡Y mire nomás, amigo lector, qué clase de Parlamento le ha resultado a Vizcarra! No obstante, leal a su madera antidemocrática, en sendas ocasiones él y su Sancho Zeballos lo han ofendido públicamente, denunciando que no acata sus órdenes. En este caso, con su silencio Vargas Llosa apoya semejante autoritarismo.

En un Estado de Derecho, según la Constitución, el Poder Legislativo tiene la iniciativa para promover normas de toda índole. Por tanto, fue válido que el Congreso elegido a instancias de Vizcarra -y bendedcido por Vargas Llosa- decidiera reabrir el debate para definir si operará, o no, la alternancia de género en los comicios 2021, aprobada por el Legislativo anterior coaccionado por Vizcarra. Una decisión que merece ser revisada sin presiones exógenas. Porque las mentes brillantes que clama el Perú para su Poder Legislativo no se obtienen imponiendo paritariamente a los candidatos según su sexo. ¡La capacidad de los legisladores no surge por ley! ¡Lo natural no se impone por la fuerza! Es fruto de toda una estrategia educativa –incluyendo altas dosis de Educación Cívica- que no existe en este país. Más claramente, existió; pero la abolió primero la “reforma educativa” socialista de Velasco, y luego la remataron Humala, Kuczynski y Vizcarra rindiéndose tanto ante la mafia socialista -uno de cuyos miembros, el partido Patria Roja, ejerce el monopolio sindical de los maestros peruanos-, como delante de la progresía marxista que, desde el Ministerio de Educación, imparte cada año una currícula educativa dirigida a intoxicar de marxismo a sus hijos, amables lectores. Sin embargo, Vizcarra ha agredido temerariamente al Legislativo, reprochándolo por este tema. Lo hizo evidentemente para atraer el rating femenino. No por el bien del país.

Por su lado Zeballos también se despachó contra el Parlamento. Primero denunciando que rechazó debatir una iniciativa del Ejecutivo que proponía crear –por enésima vez- una comisión para reformar el sistema de pensiones. Con justa razón, el Congreso la devolvió respondiéndole que lo que corresponde es debatir el proyecto de ley que, sobre ese tema, elaborarán las comisiones parlamentarias. Otro incidente se dio por la exigencia legislativa de otorgar -o rechazar- el voto de confianza al gabinete Zeballos, que sigue manejando esta nación sin sujetarse a control legislativo alguno. El Sancho Zeballos volvió a la carga elucubrando un estrafalario argumento inconstitucional para no acudir al Congreso. Al final asistirá, como repetimos, obligado por la Constitución.

Post Relacionados

Aprenda usted de Ecuador, mandatario Vizcarra

A ver si aprende algo el que dirige este gobierno zombie, que viene conduciéndonos al descalabro. ¡Bastaría que preste atención a lo que ha ejecutado Ecuador! Porque así entendería que acá debió estructurar un programa semejante. Coherente, coordinando con el sector privado, orientado a encarar una crisis monumental. Precisamente lo que Vizcarra ha sido incapaz

Perú: ¿Camino al colectivismo?

Este gobierno manipula al país, infundiéndole pánico a la ciudadanía para mantener sicológicamente dominado a Juan Pueblo. ¡Cuidado más bien con la rebelión popular! Apela al síndrome de Estocolmo embobando al ciudadano con un mensaje buenista. Cuando en rigor lo que pretende consentir es que, detrás de la pandemia Covid-19, la izquierda ejecute un programa

Zeballos y Zamora, ¡a la reja!

El premier Zeballos y el ministro de Salud, Zamora –dos rojos pertenecientes al partido de Verónika Mendoza- han decidido aprobar -a nombre suyo, amable lector- un pacto con Cuba para que nos envíe una avanzada de “médicos” so pretexto de la pandemia. Es evidente que, bajo el tema Covid-19, Vizcarra y su cohorte progre-marxista están