Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



La delicada situación peruana

El mandatario golpista debe estar sintiendo en carne propia los estragos preliminares de eso que significa verse en boca de la gente. Peor aún, en manos de sus opositores. Evidentemente el cierre golpista del Congreso formó parte de una artimaña defensiva de Vizcarra para que no lo investigue -o eventualmente destituya de la presidencia- un poder Legislativo cuyo control jamás tuvo. Ese mismo temor lo motivó a apropiarse del Ministerio Público, imponiendo por la fuerza a la Fiscal General. Recuerde, amable lector, cuando Vizcarra abandonó una visita oficial a Brasil -retornando a Lima con los calzoncillos en la mano- porque el Fiscal Chávarry había intercambiado de puestos a los fiscales Pérez y Vela. Para luego aliarse con estos últimos, encargados del affaire Lava Jato. ¡Porque Vizcarra sabe muy bien de que pie cojea! El golpe de Estado de Vizcarra perpetrado en setiembre último fue entonces un esquema de autoprotección maquiavélicamente tramado. Pero en política, dos más dos nunca suma cuatro. Y por fortuna, aún quedan escasos medios periodísticos independientes como EXPRESO. Diarios que informan a la ciudadanía los hechos como son, pese a tener en contra a todo el aparato estatal. Empezando por una fiscalía que manipula los expedientes al estilo de las dictaduras. Vale decir, filtrándole a medios amigos lo que le conviene -y cuando quiere que el público se entere- pero secuestrando toda información para los medios de prensa no oficialistas. El destape que hace medio año hiciera EXPRESO respecto a las maniobras del mandatario golpista durante el último día de su gestión como gobernador moqueguano –“noticia” que, sospechosamente, seis meses después El Comercio publicara este jueves como primicia, con intenciones que debería explicar al público honrando su apostolado como medio de comunicación- es un ejemplo del esfuerzo que hace EXPRESO por mantener correcta y oportunamente informados a sus lectores, en medio del oscurantismo al que tiene sometida al resto de la opinión pública esa claque de medios periodísticos que apoyan al gobernante golpista por la corruptela de la publicidad estatal.

De otro lado, pese al convulsionado tiempo que vive Sudamérica -la sociedad peruana subsiste atemorizada por la extrema violencia social que exhiben nuestros vecinos- el jerarca Vizcarra reina autocráticamente luego de disolver el ágora de la democracia llamado Parlamento Nacional. Hoy manda en solitario tras acaparar todos los poderes, dictando ucases inconstitucionales llamados decretos de urgencia. Con este mismo talante absolutista, su gobierno acosa a la oposición democrática. Y aparte de ello, chantajea a los tribunos del Constitucional intimidándolos con esa Gestapo chicha conformada por una Fiscalía siniestra y una policía política llamada Diviac, al citarlos para que “declaren” ante algún inferior, o investigándolos de facto por hechos que no competen al Ministerio Público. Vivimos días difíciles. Y el desenlace de una coyuntura tan peluda como esta que ha enhebrado Martín Vizcarra –su dictatorial engranaje de autodefensa- puede llevarnos a terrenos azarosos. Eventualmente, hasta sediciosos.
Y en medio de semejante crispación sociopolítica, el régimen golpista ha convocado a unas extravagantes elecciones parlamentarias que pudiesen servir de fulminante para algo mucho peor.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
JNE lleva a cabo segundo debate de candidatos al Congreso | EN VIVO

JNE lleva a cabo segundo debate de candidatos al Congreso | EN VIVO