Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





La falsa moral socialista

El cinismo de la izquierda es de vértigo. Un descaro insolente, consuetudinario, a flor de piel. Una hipocresía sesgada, mendaz y manifiesta. Una desvergüenza sostenida por babas, pero adornada con la verborrea de superioridad que solamente transmiten los caraduras socialistas. Un magnífico ejemplo del doblez de la gente de izquierda es la mentirosa ex alcaldesa de Lima, cuya única herencia como burgomaestre capitalina son los peajes más caros del planeta que deben pagar los limeños por recorrer tramos ridículos, en comparación con otras capitales del mundo. Peajes pactados a cuarenta años con dos empresas corrompedoras que, en conjunto, le entregaron a la alcaldesa la friolera de US$ 10 millones dizque para evitar que fuera revocada del cargo por pilla. Y además, para ser reelegida y poder asegurar así los contratos a OAS y Odebrecht. Estos son hechos irrebatibles demostrados no sólo por la labor de poquísimos medios –como EXPRESO– sino luego comprobados por el fiscal Juárez Atoche a través de las declaraciones de Jorge Barata y Joao Pinheiro, así como de sendos testigos. De modo que Villarán jamás iba a poder ocultar semejante latrocinio. Menos aún quedar impune por sus crímenes. Son atentados muy potentes –robarle al Estado– que involucran a demasiada gente como para encapsularlos. Recuerde amable lector que secreto entre tres, secreto no es. Villarán era pues plenamente consciente de ello. Pero asimismo sabía que si relataba semejante prontuario no escaparía de una condena por varias décadas. Incluido el agravante por asociación ilícita para delinquir que la izquierda –su izquierda– diseñó para enjaular ex profesamente a apristas y fujimoristas. Es evidente que el socialismo construyó una justicia de doble cara. Una para él, y otra para todos los demás. Los ejecutores de esa pervertida dualidad son los presidentes, ministros de Justicia, fiscales y jueces captados por la mafia progre marxista que se ha apoderado del Perú desde la campaña electoral del cleptómano Toledo a finales de los noventa. Hoy el presidente Vizcarra, el ministro Zeballos, el ministro Morán, la policía política Diviac –que filtra grabaciones reservadas a los medios vendidos al oficialismo por la corruptela del avisaje estatal– coordinan con la Fiscalía para “levantar” los procesos que convienen a la mafia progresista. Exclusivamente aquellos que incordian al Apra y Fuerza Popular. Pero las cosas no siempre les son favorables. La presión fáctica para que la verdadera Justicia se encargue de procesar a personajes corrompidos como Villarán pudo más que este gobierno adefesiero. Y como todavía somos un Estado de Derecho, no hay crimen impune. Así saltó la liebre. El fiscal Juárez Atoche finalmente acusó a Villarán.

Entonces al verse imputada; conociendo que un exgerente suyo había “cantado” ante la Fiscalía; y sabiéndose abandonada por la mafia progre marxista que quemaría a uno de los suyos antes de perder soga y cabra, Villarán declaró que siempre supo que Odebrecht y OAS le dieron millones “pero tenía el compromiso de no decirlo”. ¡Al estilo mafioso! ¡Imagínense si algún aprista o fujimorista hubiese actuado así! Pero claro, la zurda Villarán asegura que jamás hizo algo malo.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Perú vs. Venezuela EN VIVO| La ‘Blanquirroja’ inicia su camino en la Copa América (14:00 h)

Perú vs. Venezuela EN VIVO| La ‘Blanquirroja’ inicia su camino en la Copa América (14:00 h)