Columnista - Luis Garcia Miró Elguera

La ignorancia es brutalmente atrevida

Luis Garcia Miró Elguera

12 jun. 2019 03:20 am
A+

Quien ejerce un cargo público y yerra en aspectos de la historia nacional, no tiene sino dos explicaciones: o padece de amnesia o carece de interés por su país. Peor todavía si el desmemoriado resulta ser un jefe de Estado. Más grave aún, si asimismo resulta ser olvidadizo su primer ministro. Pues esto es lo que viene ocurriéndole al Perú con el descalificado régimen que tan alegremente lidera un presidente postizo llamado Martín Vizcarra.

Resulta que el presidente Vizcarra cometió el disparate de decir oficial y públicamente, durante la ceremonia por el 139 Aniversario de la Batalla de Arica y la Renovación del Juramento de Fidelidad a la Bandera, que junto con el epónimo héroe don Francisco Bolognesi ofrendaron sus vidas insignes como Roque Sáenz Peña y Marcelino Varela. Por su parte, muy orondo el primer ministro Salvador del Solar participó en otro evento para conmemorar el mismo aniversario de la batalla de Arica, rodeado de imágenes que correspondían a la batalla Ayacucho, incluyendo banderas de España, como si fueran del asalto al Morro de Arica. Por si no lo sabe el predidente Vizcarra, Sáenz Peña y Varela no murieron en Arica. Don Roque fue un ciudadano argentino que en 1880 luchó por el Perú –y resultó herido– en la tágica batalla de Arica contra las tropas chilenas; sin embargo en 1910, 30 años después, fue elegido presidente de su patria, Argentina.

Proveniendo de un presidente de la República –que lo mínimo que debería exhibir como bagaje de conocimientos sobre su patria son los episodios vertebrales de su historia; como aquellas batallas en las cuales los principalísimos hérores nacionales defendieron con sus vidas la bandera y los intereses del Perú– semejantes dislates son sencillamente inaceptales. Lo mismo ocurre con el premier Del Solar, quien ni siquiera sabe diferenciar el campo donde se desarrolló la batalla emancipadora de Ayacucho contra las fuerzas realistas, con el escenario de la batalla de Arica correspondiente a la infausta Guerra del Pacífico que mantuvimos contra Chile.

Pero si hasta acá, amigo lector, lo que transpiran tanto Vizcarra como Del Solar es una absoluta y vergonzosa incomprensión de la historia del Perú, el hecho mismo que ni siquiera hayan pedido perdón a la ciudadanía por semejante ignorancia revela que son un par de soberbios a quienes les interesa un caracol que el pueblo soberano observe tamaña sinrazón proveniendo de sus más altas autoridades. Ambos, si bien no electos por voto directo, sin embargo están instalados en la cima del poder disfrutando de los beneficios que aquello implica, ¡sin tener idea de la historia del país que gobiernan!

La ignorancia es atrevida. Aunque más atrevidos son Vizcarra y Del Solar, exhibiendo tanta arrogancia y desprecio con su silencio tras mutilar un capítulo heroico/trágico de nuestra historia. Con idéntico razonamiento –el desprecio por el ciudadano–, atizados por la progresía marxista que los mantiene secuestrados, ambos incitan el golpismo para cerrar el Parlamento y consolidar la incautación de la Fiscalía y el Poder Judicial, como parte de una revolución de corte chavista.

Post Relacionados

La quiebra del sistema

Con un marxista declarado a cargo del Ministerio de Salud -en el momento más álgido de la historia sanitaria nacional- es evidente que las soluciones que proponga vendrán cargadas de propósitos subalternos, para validar sus principios ideológicos y coincidir con la política oficial de acabar con el “sistema”. Demolición que viene ejecutando este régimen que

El más vil de los oficios

El presidente Vizcarra, eso ya se sabe, maneja el país “como le gusta a la gente”. Vale decir, de acuerdo a las encuestas. Más propiamente, a “sus” encuestas. Aquellas que, solícitamente, le elaboran unas “firmas de sondeo” contratadas por la prensa corrupta que el Gobierno manipula con su dinero, amable lector, pagándole millones de soles

La peste, Camus 1947

El País publicó un comentario sobre La Peste (Camus 1947), diciendo que la pandemia Covid-19 la ha colocado entre los títulos más buscados del momento. La nota analiza aquella “Exhortación a los Médicos de la Peste”, brillantemente redactada por el autor. Cae a pelo, en estos tiempos de desconcierto y alarma. Según el artículo “Los