Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



La izquierda se apresta a dar el zarpazo

La fiebre del aplauso barato a la bandera anticorrupción que blandea este gobierno ha colmado la paciencia de mucha gente. Y va camino a soliviantar a las capas populares que confirman cada día la pequeñez de un régimen fatuo que carece de programa de gobierno, y es incapaz de proyectar políticas de Estado encaminadas a mejorarle la calidad de vida a una población que cada vez se siente más marginada y maltratada. Mientras de otro lado la izquierda ladina se apresta a dar el zarpazo electoral en 2021, prometiéndole el oro y el moro a la ciudadanía y bombardeando, justificadamente, los penosos resultados de los gobernantes de “derechas” –Humala, considerado como tal por la zurda tradicional, el autodeclarado socialista Kuczynski y su heredero Vizcarra– con lo cual ya acumula puntos tácticos para la campaña electorera que, ciertamente, ha empezado. Y si a todo aquello le sumamos el estado de conmoción en el que ha quedado nuestra sociedad a consecuencia del mega escándalo de corrupción llamado Lava Jato, agravado por la apasionada campaña de denigración a los partidos y a los lideres políticos –señalados como génesis de la corrupción por un equipo de asesores de la progresía marxista que rodearon a Kuczynski y hoy hacen lo propio con Vizcarra– que no le quepa duda, amable lector, que vamos a un contexto en el cual la preferencia popular se inclinará por un postor presidencial de rasgo mandón e ideología marxista. Al menos los astros se están alineando invariablemente hacia un escenario como este. En esa tesitura, amable lector, ¿acaso usted estaría dispuesto a participar como simple espectador, aguardando un cataclismo sociopolítico que podría retrotraerlo a la noche de los tiempos? Como ocurrió cuando los comunistas destrozaron el Perú cobijados por el gobierno revolucionario de las FF.AA., que inaugurara acá el socialismo sudaca. Un sucedáneo del castrismo que estatizó nuestra economía, inoculó el virus terrorista y provocó un cuarto de siglo de ostracismo. Todo aquello desembocó en un gobernante también mandón, pero no marxista, que a la par de acabar con el terrorismo enderezó la economía, devolvió las expectativas ciudadanas y atrajo la inversión privada. Fue el presidente Alberto Fujimori, cuyo legado sociopolítico lamentablemente ha producido un enfermizo divisionismo que influye de manera perversa en esta crisis insufrible que acosa al Perú.

A grandes males grandes remedios, reza el dicho. Y las consecuencias de gobiernos tan decadentes como los de Humala, Kuczynski y Vizcarra –sumados a la hecatombe fruto de la corrupción odebrechtiana; y la voladura en pedazos de los partidos políticos de la mano de sus líderes y, en general, de todo el ámbito político– constituyen grandes males que demandarán grandes remedios para poder solventarlos. Y es precisamente en estas situaciones cuando las sociedades necesitan pensar con la cabeza antes que con el corazón al momento de elegir al gobierno que tomará las riendas del Perú el 28 de julio de 2021, cuando conmemoraremos doscientos años como República soberana. No volvamos a cometer errores. La izquierda jamás solucionará nuestros problemas. Sólo los agravará.

Luis García Miró

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Otro papelón del fiscal José Pérez

Otro papelón del fiscal José Pérez