Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






La oposición condenada a la anomia

La fiscal de la Nación Zoraida Ávalos está cortada por la misma tijera del IDL que los fiscales-actores Vela Barba y Domingo Pérez. Ancho para los míos, angosto para los demás. El más descarado de los amiguismos instalado a tope en el poder de turno. Un poder que encarna la progresía marxista atrincherada tras el régimen PPK-Vizcarra, con pleno consentimiento, primero, del renunciante Pedro Pablo Kuczynski y después, del sucedáneo Martín Vizcarra. Ambos nos han incrustado esta mafia progre-socialista que lidera el inefable Instituto de Defensa Legal –dizque financiado por el forastero George Soros–. Camorra por la cual nunca hemos votado los peruanos para que nos gobierne. Y sin embargo la tenemos enquistada de manera asfixiante en todo rincón del Estado por culpa, precisamente, de la desafortunada dupla PPK-Vizcarra. Dupla que transfirió el poder al clan de la progresía socialista, endosándole indebidamente los votos con la cual resultó electa para gobernar este país. Es decir, PPK y Vizcarra traicionaron al electorado que los eligió, apoderando a un grupúsculo dependiente del dinero que sifonean fundaciones extranjeras para imponer en naciones como la nuestra teorías alambicadas como el matrimonio gay, la adopción de hijos por parejas de un mismo sexo o la ideología del género que, como manifiesta el historiador Ernst Bernheim, “no define al individuo por su sexo (hombre o mujer) sino por su sexualidad (homosexual, bisexual, heterosexual, gay, lesbiana). Borran la dimensión biológica y anatómica que separa ambos sexos tan sólo para no ser más que géneros múltiples dictados por la cultura y por la historia”. Y otras hipótesis semejantes.

Pero volvamos a Zoraida Ávalos, hoy fiscal de la Nación. Haciendo gala de un doble rasero realmente punible, ordenó que abrieran investigación contra los congresistas Segundo Tapia, Karina Beteta, Mario Mantilla, Freddy Sarmiento, César Segura –todos fujimoristas– por recibir gastos de representación parlamentaria para viajes que no hicieron a sus regiones, sino fuera del país. Conforme han pasado los días, se ha hecho cada vez más claro que esta práctica es cuasi generalizada en el Legislativo. Más aún, el presidente del Parlamento Daniel Salaverry tiene pendiente una denuncia similar –empollada en alguna comisión congresal– por haber justificado en ocasiones anteriores diversos gastos de representación parlamentaria para viajes a su región, habiéndole entregado al efecto a la Administración del Congreso informes conteniendo fotografías y relatando hechos que correspondían a períodos anteriores. No obstante, considerando que Salaverry se encuentra alejado del partido fujimorista –alineado más bien con el oficialismo– y a pesar de tratarse de incidentes análogos, la fiscal Ávalos asimétricamente decidió mirar hacia otro lado exonerando a Salaverry de ser incluido en una investigación por hechos, repetimos, semejantes a la denuncia que ella misma ha presentado contra los otro cinco congresistas de Fuerza Popular.

Este es el bosquejo de nación que el presidente Vizcarra diseña como arquetipo. Una patria moldeada a la medida de la progresía marxista-caviar que tantísimo daño viene haciéndole al Perú. Un modelo donde el derecho sólo exista para quienes simpaticen con el oficialismo, mientras los opositores permanecerán condenados a la anomia.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez

Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez