Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





La prensa vendida envenena al Perú

En uno de los países menos educados de la región –incluso con capas mal educadas- como el Perú, la creación de mitos –buenos y malos- es algo muy sencillo de alcanzar. La incultura es, entonces, el caldo de cultivo para la distracción y para la manipulación de los pobladores de estas sociedades bastas e ignorantes. Y esta norma la conoce -y domina a la perfección- la izquierda, maestra en las artes de catequizar a las masas analfabetas. O incluso alfabetas, aunque incultas. Y peor aún, tan mal instruidas como ocurre acá.

En consecuencia el Perú es tierra fecunda para sembrar leyendas y lograr convertir lo malo en bueno, y viceversa. Acá a la noche puede llamársele día, y al día noche sin que la gente pestañee, absolutamente convencida de lo que escucha. Claro, siempre y cuando quien lo diga sea algún buenista de esa izquierda que se presentará como la salvadora de los humildes, las víctimas, los abandonados y humillados. Sin duda, siempre con plata ajena.

Desde luego, no basta oír la voz del predicador para convencer a las masas profanas. Hará falta un altavoz reverberante que multiplique su mensaje una y mil veces, hasta saturar el cerebro del ciudadano y convencerlo de cualquier cosa que se le ocurra a la cúpula que dirige la campaña de adoctrinamiento del día. ¡Y ahí entra la prensa! Tanto los medios escritos como televisivos, radiales y las redes sociales.

Todo un equipo de difusión propagandística diversificado y estratégicamente apoyado por encuestadoras de todo calibre, preparadas para preguntar con la respuesta anticipada a los paisanos. “¿Está de acuerdo con que el gobierno clausure el Congreso obstruccionista, corrupto, incapaz y derrochador de su dinero, o prefiere que los congresistas sigan rascándose la panza malversando el dinero del país en televisores para ver los Panamericanos?, podría, por ejemplo, ser la pregunta-respuesta del día.

Venimos diciéndolo hace mucho tiempo. La progresía marxista -que jamás ha ganado una elección- gobierna este país desde que Paniagua pisó palacio; con excepción de la gestión García II. Y lo hace enzarzada con esa prensa habituada a transar su “línea periodística” al poder de turno. Sino amable lector, analice cómo se han enriquecido El Comercio, La República, RPP desde que arrancara esta francachela que dispendian los caviares hace dos décadas.

Los periódicos -que nunca han sido grandes negocios; sobre todo en el Perú, donde andaban boqueando después de la quiebra de finales de los ochenta y la autocracia fujimontesinista- han conseguido, no obstante, acumular riquezas que simultáneamente les han logrado hacerse -en sólo cinco o diez años- de estrambóticas plataformas televisivas, mega estudios para producir series y películas, alucinantes estaciones de radio, imponentes portales de internet, etc. ¿De donde pecata mea?

Son estos medios los que han ayudado a la progresía marxista a envenenar al Perú retransmitiendo la prédica del odio comunista para destruir la democracia. Empezaron enlodando al Congreso, para exigir su clausura e instaurar un sistema chavista para gobernar vía referéndums. Exactamente como hizo Velasco. ¡Hasta que se apropió de la prensa!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Domingo Pérez desiste de pedido de prisión preventiva para José Graña y Hernando Graña

Domingo Pérez desiste de pedido de prisión preventiva para José Graña y Hernando Graña