Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



La revolución marxista latinoamericana

Los buenistas -políticamente correctos de siempre- llaman exagerado, alarmista, hasta catastrofista a quienes advierten un plan anticipado, perfectamente diseñado por Cuba y Venezuela –con el beneplácito de Rusia y China, la asesoría del Foro de Sao Paulo, y el contubernio de la izquierda latinoamericana- para ejecutar esa ansiada estrategia marxista de comunizar esta parte del Continente. El Perú dio el primer paso mediante el Golpe de Estado light de Vizcarra, clausurando el Poder Legislativo y asumiendo él poderes absolutos. Siguió Ecuador con violentas protestas callejeras llevadas a cabo entre el 2 y el 13 de octubre. El 6 de octubre el turno fue de Chile, donde la situación fue –y progresivamente continúa agravándose- muchísimo más grave y potente. Los comicios del 20 de octubre en Bolivia, donde Evo Morales se presentaba a una cuarta reelección, formaban parte del organigrama revolucionario regional.

La elección de la plancha Fernández-Kirchner en Argentina, ocurrida el 27 de octubre, era otro componente de esa misma fórmula elaborada entre La Habana, Caracas -y sin duda el Foro- para estructurar un cordón socialista continental. Quedaba pendiente hacer lo propio en Colombia, para concluir el círculo de fuego comunista alrededor de Brasil. ¡Pues de ello se encargaría el Foro de Sao Paulo! Aunque Colombia, por decisión de Juan Manuel Santos, ya había adelantado este “trabajo” incrustando al terrorismo en el juego político como organización privilegiada. Asimismo, los terroristas quedaron libres de sentencias pese a los centenares de miles de muertos y heridos, y aquellas cicatrices que durante medio siglo marcaron ene secuestros –todo por culpa de ellos-, aparte del costo de la infraestructura destrozada.

Pues este 21 de noviembre empieza una huelga generalizada en Colombia “contra las políticas neoliberales del gobierno (de Iván Duque)”. Al respecto, Luis Guillermo Vélez, del medio digital latinoamericano Panam Post, escribió esto días atrás: “En estos momentos está empezando a generarse la subordinación en Colombia. Comenzando por minar su moral mediante el cuestionamiento sistemático -por la izquierda y los medios bogotanos- de la legitimidad del accionar del ejército y la fuerza pública (…) Los políticos de izquierda están adelantando el trabajo ideológico entre los oficiales y la misma tropa. El Gobierno y sus partidarios tratan de disuadir a la gente de participar en el paro mostrando los buenos indicadores de su administración y desmintiendo las falsedades esgrimidas (por los huelguistas).

Eso está bien para las personas de buena voluntad, pero no para disuadir a los promotores que tienen un objetivo claramente destabilizador acorde con las orientaciones del Foro de Sao Paulo, como se ha puesto en evidencia con el análisis del documento Consenso de nuestra América que declara expresamente el Documento Base del XXV encuentro del Foro realizado en Caracas: ‘Las modalidades de las luchas en ciernes son distintas en cada caso, y han de estudiarse según sus particularidades, sin perder de vista el carácter continental de la confrontación histórica en curso’”.

Si alguien califica de agorero a quien pone en blanco y negro esta verdad palpable, se convierte en cómplice del proceso revolucionario marxista en gestación.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto

Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto