Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





La revolución socialista de Vizcarra

Este gobierno de repuesto le ha preparado la cama a la izquierda permitiéndole que siga adelante con su plan chavista del cambio de Constitución. Aquel objetivo es un antiguo anhelo del socialismo. Suerte de ícono de lo que constituiría la derrota sociopolítica de fujimorismo, partido político al cual la progresía marxista identifica con la ultraderecha sin más argumento que el hecho fáctico que Fujimori venció espléndidamente a la –esa si– ultraizquierda, personificada por guzman y cerpa, capitostes de aquellas dos bandas terroristas que asolaron al Perú causando 35,000 muertes, dolor y una inconmensurable pérdida patrimonial al Estado y a la ciudadanía. El baldón de aquella catástrofe nacional recae únicamente en la izquierda. Sin embargo, como suele hacer la zurda, alega que la derechona peruana sembró las bases de una desigualdad social y que el terrorismo fue “la respuesta del pueblo”. No, señores rojos. Las cosas jamás se componen a sangre y fuego. Claro, excepto en los feudos socialistas. Como ha ocurrido en la Rusia de Lenin y Stalin, la Cuba de los Castro, la Venezuela del chavismo, etc. Allá se impuso asesinato masivo, el paredón, el sicariato, etc., como instrumentos del Estado para exterminar a millones de ciudadanos, acusados de conspirar contra la dictadura de turno. El sistema de Justicia pasó a manos de los jerarcas socialistas, y asimismo el poder Legislativo fue clausurado por ser “enemigo del pueblo y contrarrevolucionario”. Exactamente el mismo libreto que le ha impuesto a los peruanos un régimen de paso, transitorio, como es este vizcarrismo sin respaldo político, social, popular o de naturaleza alguna.

Acá Vizcarra alucina con ayudar a la izquierda. El tema pasa por promover fundamentos golpistas, como los que a diario esgrimen él y su premier Del Solar dizque “para transformar el corrompido Perú actual”. Pero ambos soslayan que Perú fue muy exitoso. ¡Hasta que llegaron PPK, Vizcarra y Del Solar! Este terceto contribuyó a arruinarlo todo. PPK arrancó embistiendo al Congreso para desestabilizar al fujimorismo. Luego, entre la negación de su pasado ligado a Odebrecht y su absoluta incapacidad como gobernante, consiguió ponerle cepo a la inversión. Vizcarra arrastra un pasivo al frente del gobierno regional moqueguano que no lo deja tranquilo. No gobierna, juega al político y ha diezmado la estabilidad económica. Recordémoslo bien. La ralentización de la economía es un factor estratégico para fracturar la estabilidad que trae el progreso, desarrollo y crecimiento, reemplazándola por un escenario de empobrecimiento, escasez, y consecuentemente malestar social. Caldo de cultivo que manipula el socialismo como herramienta para alcanzar el poder, y a partir de ello, someter al país a sus políticas estatistas. Ya Vizcarra le sirvió la mesa a través de su insufrible ministro de Justicia, quien propone retomar al infernal Estado empresario. A continuación el socialismo suprimirá libertades (primero la de expresión) y extenderá la persecución judicial-mediática a los opositores. ¡Y zas, estaremos en dictadura! Como aquella –insoluble– que contemplamos en Venezuela.

Entonces no es casualidad este soplamocos de la cuestión de confianza para castrarle facultades al Legislativo endilgándoselas al  Ejecutivo. ¡Es una revolución disfrazada!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Abren investigación preliminar a Héctor Becerril por caso ‘Wachiturros de Tumán’

Abren investigación preliminar a Héctor Becerril por caso ‘Wachiturros de Tumán’