Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





“Las bestias del grupo mediático más importante”

El oficialismo se rasga las vestiduras proclamando por calles y plazas que lucha contra la corrupción. Pero como todo lo relacionado con el vizcarrismo, es humo negro destinado a cegar a la población para “transformar” el Perú llevándolo a contextos semejantes a los nefastos tiempos de la dictadura velasquista. Como lo propone, con el visto bueno del presidente Vizcarra, el impresentable ministro de Justicia, proclamando el retorno de las empresas públicas para que operen “áreas estratégicas” que sólo ellos saben cuáles son, aproximándonos así al contemporáneo chavismo con el cual comulga la progresía marxista que espuriamente controla nuestro país. De modo que los menos autorizados a palanganear de luchas contra la corrupción son sin duda Vizcarra y sus compinches.

Más aún, recordemos que permanecen escondidos en la Fiscalía sendos expedientes sobre Chinchero, Club de la Construcción, Odebrecht, Gobierno Regional de Moquegua, etc., que involucran a Vizcarra, a PPK, a las constructoras consorciadas con Odebrecht (principalmente Graña y Montero, relacionada con El Comercio), etc., carpetas que el ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry ordenó reabrir, impidiéndoselo aquella moledora mediático-política del progre-marxismo que mantiene secuestrado al Gobierno, apelando a una perversa campaña desinformativa –fabricada en los sótanos de algún servicio de inteligencia subalterno que, hasta hoy, nadie consigue identificar quién lo administra– orientada contra el fiscal Chávarry y todos aquellos que alguna vez hubieren pronunciado su nombre.

Pero este régimen no solo transpira corrupción por su vínculo con la trama Lava Jato. También se luce impune a las normas y reglamentos. Los correveidile oficialistas actúan como si gozaran de una bula que les exonera de cualquier trasgresión. Daniel Salaverry, aún presidente del Legislativo, tiene una gravísima denuncia por engañar al Parlamento entregando información trucada sobre presuntas visitas realizadas durante las semanas de representación parlamentaria; hecho reconfirmado recientemente con demoledora información adicional.

La Comisión de Ética congresal recomendó que se le suspenda por 120 días. El Pleno del Congreso debía pronunciarse sobre el acuerdo. Pero Salaverry, hoy conspicuo oficialista por la puerta falsa, presentó una demanda de amparo admitida en tiempo récord por una magistrada de Trujillo, escabulléndose descaradamente del pronunciamiento del Pleno. Todo con el silencio de Vizcarra, sus cómplices progre-marxistas y la prensa corrompida vendida al Gobierno por el avisaje estatal. Sin duda Vizcarra y su aplanadora apañan a su ocasional socio, permitiéndole esconder un hecho de corrupción, como defraudar al Poder Legislativo.

Ricardo Vásquez Kunze recientemente escribió en EXPRESO sobre aquellos medios vendidos al oficialismo: “Las bestias del grupo mediático más importante del país, más sus segundones, terminaron destruyendo el colchón popular de la derecha dejando el 2021 a la buena de Dios, creyendo que podrían manipular a la opinión pública para que no voten por algún demente que terminará estatizándolo todo y fusilándolos a la luz de un farol (…) ¿No hicieron lo mismo durante el primer gobierno de Fernando Belaunde, dándole tribuna a los militares y rebotando el cuento de la “página 11” para luego apoyar un golpe que terminó expropiándoles sus medios?” ¿Se repetirá esto con Antauro Humala?





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Al descubierto pacto corrupto

Al descubierto pacto corrupto