Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Los apremios de Vizcarra

Las consecuencias de los errores en política –sobre todo en la alta política que implica a las principales esferas del Estado– devienen en la comprobación de que algo estuvo mal planteado desde su origen. El país ha sido testigo de lo que acaba de ocurrir en el examen de conocimientos donde aprobaron la prueba sólo tres de los 107 aspirantes que se presentaron al concurso de méritos para integrar la flamante Junta Nacional de Justicia JNJ. El órgano que reemplazará al Consejo Nacional de la Magistratura CNM –formado por siete miembros titulares y siete suplentes electos por cinco años– que se encargará de designar a nuestros magistrados –superiores como supremos– del Poder Judicial y la Fiscalía. Hablamos del ente que será responsable de: 1) Nombrar, previo concurso público de méritos y evaluación personal, a los jueces y fiscales de todos los niveles; 2) Ratificar, con voto público y motivado, a los jueces y fiscales de todos los niveles cada siete años; 3) Junto a la Academia de la Magistratura realizar la evaluación parcial de desempeño de los jueces y fiscales de todos los niveles cada tres años y seis meses; 4) Nombrar o renovar en el cargo al jefe de ONPE – la Oficina Nacional de Procesos Electorales; 5) Nombrar o renovar en el cargo al jefe del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec); 6) Aplicar la sanción de destitución a los jueces y fiscales, titulares y provisionales de todos los niveles. Así como al jefe de la ONPE y Reniec; 7) Aplicar la sanción de amonestación o suspensión a los jueces de la Corte Suprema y fiscales supremos hasta por 120 días calendarios, con criterios de razonabilidad y proporcionalidad. Reiteramos, de los 104 candidatos, sólo tres aprobaron la prueba: David Dumet Delfín, Víctor Cubas Villanueva y Pedro Patrón Bedoya.

¿Qué demuestra este papelón al más alto nivel de nuestra organización política como Estado de Derecho? Simplemente que todo estuvo mal hecho. Empezando porque la ley de creación de la JNJ no considera la eventualidad que la mayoría de postulantes para ocupar los 14 cargos de miembros titulares y suplentes de la JNJ no alcancen la calificación necesaria. Hay más. La iniciativa legal de la JNJ viene de una mal llamada “comisión de notables” presidida por Allan Wagner. Una partida de teóricos, ignorantes y disfuncionales en normativas prácticas. Agravando esta barbaridad, la falla proviene igualmente de una inconstitucional, temeraria y censurable intromisión del presidente Vizcarra en las responsabilidades que competen, exclusivamente al Poder Legislativo. Recordemos que Vizcarra amenazó con disolver al Congreso si no aprobaba la norma tal como la elaborara la “comisión de notables”. Incluso Vizcarra presionó al Parlamento conminándolo a sancionar esta ley “al más breve plazo”. Tal como actualmente viene haciéndolo con las reformas políticas elaboradas por otra “comisión de notables”. Esta vez presidida por el progre Fernando Tuesta.

Ahí están las consecuencias. Normas mal planteadas por eruditos que no conocen de la hermenéutica parlamentaria, y presiones inconstitucionales del presidente Vizcarra para que las aprueben al galope. Mala nota, presidente Vizcarra.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Domingo Pérez solicita comparecencia con restricciones para José Chlimper

Domingo Pérez solicita comparecencia con restricciones para José Chlimper