Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Los rojos perdieron las elecciones, pero gobiernan

Los rojos se sienten dueños del país. Pero señores, las elecciones son las que mandan. La experiencia de un zurdo como Humala –ladrón como sus pares regionales Chávez, Maduro, Lula, Kirchner, Correa, etc.- fue suficiente para decirle al socialismo: al gato sólo lo capan una vez. De manera que la izquierda no tiene mayoría para demandar el adelanto de elecciones, la disolución del Parlamento, ni para convocar a asambleas constituyentes. Háganlo si alguna vez ganen los votos. Pero no cuando 70 por ciento del pueblo eligió el centro político como su preferencia de gobierno. Y únicamente 20 por ciento votó por la izquierda. De esto hace apenas tres años. ¡Recuérdenlo bien!

Lo anterior vale también para bajarle la altanería a Vizcarra. Un improvisado ajeno al espectro político nacional –su feudo fue Moquegua- que llegó al poder aupado por un irresponsable marca mayor llamado Pedro Pablo Kuczynski, quien según el entonces fanático pepekausa Carlos Bruce, lo puso en la plancha presidencial para ‘mestizarla’. Vizcarra se exilió en Canadá para que olvidasen su rostro metido hasta el cogote en el escándalo Chinchero, esperando como las hienas que cayese Kuczynski. Tanto así que tiempo antes contactó a Fuerza Popular ofreciendo servicios como reemplazo de PPK. Recordemos que el naif fujimorismo acogió el pedido y hasta fungió de promotor de la carta Vizcarra para la presidencia accidental. ¡Y fíjense, amables lectores, cómo acabó la cosa! Con Vizcarra como el más implacable enemigo de Fuerza Popular. Sin embargo, ni uno solo de los votos que originaron la elección de la plancha que integró Vizcarra provino de los rojos.

Toda la zurda votó por su par: Verónika con K, de modo que Vizcarra ha traicionado a sus electores aliándose con la peor escoria socialista para que lo sostenga en palacio soterrando su absoluta incompetencia para gobernar. Tanto PPK como Vizcarra no solamente confabularon contra sus votantes -el primero apelando al engaño y el segundo mediante la traición- sino que sus felonías los han descalificado por completo para volver a arrogarse –hipócritamente- la representación del centro político peruano. Kuczynski ya fue. Pero nos ha dejado a este desleal Vizcarra quien ha conspirado -y seguirá haciéndolo, debido a su completa incapacidad como administrador del país, y su probado talante como disociador compulsivo- contra el voto político que finalmente le facilitó la presidencia del Perú.

Apostilla. Vizcarra gobierna aliado con el desperdicio denominado socialismo sudaca; secuestrado por unos progre-marxistas coaligados con el rufianismo chavista de sus ahora amigotes Maduro, Kirchner, Evo, Lula y demás corrompidos latinoamericanos: y asesorado por un socialista argentino a quien los peruanos sufragamos su sueldo. Recordemos que Vizcarra acaba de entrevistarse con el enviado de Cristina Kirchner; que Vizcarra obligó al Perú a abandonar el liderazgo del Grupo de Lima, principal escollo internacional de Maduro; que Vizcarra ha suscrito acuerdos energéticos con Evo Morales -chavista empedernido- para que Bolivia distribuya su gas en el sur del Perú convirtiéndola así en proveedora estratégica para el territorio peruano dominado por el extremismo rojo, donde mandan los Cáceres Llica, Aduviri, etc.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso

César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso