Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






 “Popy”, cómplice de Toledo por los US$ 30 millones

En enero se cumplen dos años desde que apareció la denuncia del excontralor Édgar Alarcón, revelando que Fernando “Popy” Olivera lo conminó a que desista de oponerse a la Interoceánica que construiría Odebrecht –empresa impedida de hacerlo en esos momentos por mantener litigios judiciales contra el Estado– a un costo evidentemente sobrevalorado, lo cual garantizaba a Toledo engullirse US$ 30 millones.

Recapitulemos. El 13 de agosto de 2005 Fernando Olivera, por ese entonces ministro de Justicia de Toledo, aceptó haber influido a favor de Odebrecht para que construyese la carretera Interoceánica. Olivera presionó al entonces contralor, Genaro Matute, para que aprobase el contrato de concesión que el régimen toledano se aprestaba a suscribir con Odebrecht, pese a que dicha constructora estaba prohibida de contratar con el Estado. Finalmente intervino PPK –como ministro de Economía y presidente de ProInversión– y se suscribió el contrato de marras. Olivera apareció muy orondo en todas las fotografías de la firma del contrato en Palacio de Gobierno. En una de ellas, inclusive, figura detrás de Jorge Barata, jerarca de Odebrecht en el Perú.

Estos hechos, sumados a otros registros que entonces publicara la prensa, involucran a Olivera en el escándalo Lava Jato. Pero la Fiscalía lo ignora. Hay más. El contralor Alarcón advirtió en su momento que Interoceánica estaba sobrevalorada. “Los hechos los denunciamos a José Ortiz, entonces ministro de Transportes y Comunicaciones. Asimismo a ProInversión, al Congreso, y a la Fiscalía. Todos tuvieron conocimiento. Tengo los cargos en la Contraloría de que se les comunicó en esa oportunidad”, sostuvo Alarcón. Y agregaba; “Opinamos previamente que en el caso de las IIRSA no debían firmarse los contratos porque no habían pasado por el SNIP Sistema Nacional de Inversión Pública”. Aquí viene el puntillazo del Contralor Alarcón: “Pero Fernando Olivera, operador del presidente Alejandro Toledo, junto a José Otriz, su ministro de Transportes, se acercaron al titular de ProInversión, René Cornejo. Olivera intervino ante el excontralor Genaro Matute en su condición de asesor cercanísimo al depacho del presidente Alejandro Toledo (…).  La comisión del Parlamento se mantuvo durante 10 horas revisando el proyecto, y nosotros sostuvimos en que no debía pasarse a la siguiente fase, que era la firma del contrato”. Como corolario, los técnicos de la Contraloría afirmaron que esta obra estaba sobrevalorada en más de 100 %. Pero los representantes del gobierno de Alejandro Toledo manifestaron que no era así. Al final del día, culparon al excontralor Alarcón. No obstante, los operadores del gobierno de Toledo detentaban un arma nuclear: promulgar la Ley 28670. Toledo usó la norma para “regularizar” los reparos planteados por la Contraloría. El presupuesto de las IIRSA fue originalmente US$ 1,161 millones. Pero acabó costándonos US$ 4,141 millones.

Conclusión. Fernando “Popy” Olivera es cómplice de Alejandro Toledo. Él se jactaba de haber “presionado” al contralor Matute para que, pese a que estaba impedida por ley, la corrupta concesionaria Odebrecht construyese la cartetera Interoceánica; una obra sobrevaluada, faraónica e inútil. ¿Por qué el Ministerio Público no lo incorpora al caso Lava Jato?

 






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nadine Heredia fue la “instigadora”

Nadine Heredia fue la “instigadora”