Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






PRESIDENTE VIZCARRA, GOBIERNE. NO HAGA LOBBY

El consorcio de la concentración mediática –sendos diarios y canales televisivos que maneja una empresa periodística que intoxica al país 24 horas del día, 365 días al año, esparciendo su agenda política a costa de que papá Estado la financie vía lo que se conoce como publicidad estatal, para seguir imponiéndonos su aviesa hoja de ruta– ha entrado en su fase final de esquizofrenia. Pero, ¿qué ha ocurrido? Sencillamente que, por fin, este trust ha perdido un grosero subsidio pagado con los impuestos. El viernes último, el Parlamento decidió promulgar por mayoría la Ley Mulder que acaba con la práctica corrupta que permitía al Estado –en realidad al gobernante de turno– contratar centenares de millones de soles anuales, con dinero de los contribuyentes, para colocar “avisos” en medios de prensa habituados a vender su línea periodística a cambio de que papá gobierno les compre publicidad masiva a tarifas de escándalo. El vicio consistía en adquirir espacio en los medios de aquel consorcio –sólo durante los 17 meses de gestión de PPK el Fisco le abonó S/ 571 millones para promocionar lo que fuere (nadie recuerda de qué trató aquella publicidad)– y, en contraprestación, el citado conglomerado “informó” y “opinó” respaldando incondicionalmente a Kuczynski, pese a que era evidente que estaba conduciendo a la nación al borde del precipicio. Una corruptela no sólo inmoral y delictiva sino, sobre todo, absolutamente repugnante. Porque implicó comprarle la línea informativa al mismísimo consorcio periodístico que hace algunos años se rasgaba las vestiduras demandando sanción y prisión para el régimen fujimorista porque hizo lo mismo. Sólo que en forma menos refinada, cuando Montesinos repartía bolsas con millones de dólares en billetes a los propietarios de otros medios de prensa.

La esquizofrenia a la que nos referimos líneas arriba ha generado tal estado de pánico entre ciertos sectores –acostumbrados a acatar las opiniones del citado conglomerado mediático– que incluso otros medios se han unido a la campaña perversa de llamarle “ley mordaza” a la ley Mulder. Señores, definitivamente la norma aprobada el viernes último no afecta en lo más mínimo la libertad de prensa de quienes administran sus negocios distantes del subsidio estatal. Todo lo contrario. Son únicamente los medios que sobreviven de la dádiva de papá Estado los condenados a permanecer de rodillas sometidos al dictado del gobernante de turno –la clásica ley mordaza- a cambio de hacerse merecedores del favor político de venderle espacio para publicar avisaje gubernamental.

Incluso, como señalamos en comentario anterior, mortifica que el presidente Vizcarra se haya arrodillado ante el poder del conglomerado mediático de marras prometiendo que bregará porque el TC declare inconstitucional la ley Mulder. Recuerde, presidente Vizcarra, que está usted sentado en Palacio de G–obierno carente de apoyo político partidario; que su gestión tiene la responsabilidad de revertir una economía que hace cada vez más agua; y que la situación política y social del país se hace a cada minuto más inmanejable. Háganos el favor, presidente Vizcarra, de dedicarse a gobernar. Deje que los consorcios mediáticos defiendan sus mezquinos intereses.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Referéndum 2018: Resultados de la ONPE al 94, 97% de conteo del voto electrónico

Referéndum 2018: Resultados de la ONPE al 94, 97% de conteo del voto electrónico