Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Regresa el golpismo asolapado

El periodismo venal vendido al régimen vizcarrino y a los empresarios corruptos ligados a Lava Jato ha reanudado su conspiración golpista. Sí. La misma iniciativa que antes pusiera en marcha el renunciado presidente Kuczynski y luego, aún con mucho mayor énfasis, continuara promocionando su heredero Vizcarra. Se supone que el jefe del Estado es el guardián mayor de la Constitución.

TAMBIÉN PUEDES VER: LA IZQUIERDA JUEGA SUS ÚLTIMAS CARTAS A FAVOR DE VIZCARRA

Y la nuestra manda que existen tres, repetimos, tres poderes que conforman el Estado peruano: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Por tanto resulta no solo insólito sino punible que dos presidentes –quienes se autotitulan demócratas– violenten de manera tan brutal como canallesca nuestra Carta Magna emprendiendo sendas campañas de desprestigio contra el Congreso apoyados por aquella prensa canallesca a la cual le han comprando su línea periodística con la corruptela del avisaje estatal. “Ocho de cada diez peruanos rechazan el Congreso” fue la portada de ayer de La República, uno de los diarios adictos al régimen. Revela que los mastines mediáticos del presidente Vizcarra han iniciado un nuevo putsch contra el Poder Legislativo. Y la bajada de dicha portada abiertamente golpista –porque intenta derribar un poder estatal, como el Parlamento– agrega: “Más de la mitad del país cree que habrá mejoras si se cierra el Legislativo”. El medio de marras atenta abiertamente contra la Constitución. Y el silencio del Ejecutivo –asimismo del Poder Judicial– revela una complicidad terrible que coloca al Perú en un escenario de quiebre constitucional de pronóstico grave. ¿Qué diferencia existe entre esta arremetida contra el Congreso Peruano –sin una duda auspiciada desde Palacio de Gobierno– y la disolución de este poder del Estado por el gobierno de Alberto Fujimori? ¡Ninguna! La figura es exacta. Sólo cambian los nombres. Y sin duda cambia la coyuntura política medular. Porque entonces el Ejecutivo no estaba en manos de la progresía marxista, como sí lo está ahora. Y está comprobado que los progre tienen patente de corso para hacer lo que les venga en gana, aparte de un doble rasero vergonzante. Para ellos, por ejemplo, resulta válido que la zurda disuelva el Congreso. O, lo que es lo mismo, que induzca a su clausura, como con tanto desprecio lo hace la prensa áulica del régimen Vizcarra.

Es evidente que detrás de esta nueva temeridad del oficialismo vizcarrino aparece la sombra recurrente de la impopularidad del Presidente. Y a ello habría que agregarle la lamentable desaparición de una figura tan prominente de la política como el dos veces presidente Alan García, a quien Vizcarra había venido utilizando como punching ball. Pero esto se acabó. Hoy Vizcarra está atrapado contra las cuerdas buscando salidas desesperadas para evitar su desplome. Y consecuentemente, el probable final de este régimen que apenas se soporta en el vacío del poder, en su nadería y sus tonterías. Si el resto de la prensa peruana –todo ese conglomerado mediático vendido al Gobierno por la corrupción los millones facturados bajo la ficción de avisos oficiales– calla ante el campanazo golpista del diario La República, preparémonos para regresar a la noche de los tiempos velasquistas.

Luis García Miró

EL MUNDO AL REVÉS

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra

César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra