Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Sin Estado de Derecho

El presidente Vizcarra, secuestrado por la progresía marxista, sigue abocado a lanzar fuegos artificiales para tapar su incompetencia y algo más.

Es este caso Vizcarra usa su simulada lucha contra la corrupción –identificada en su obsesión por liquidar a sus opositores difamándolos, humillándolos y encarcelándolos sin acusación fiscal ni fallo condenatorio de un juez– como cortina de humo para tapar las temeridades que vienen cometiendo sus delegados ante las levantiscas comunidades campesinas –como Las Bambas–, donde su gobierno viene cediendo a los reclamos de los dirigentes de estas organizaciones, que han encontrado ahí una forma estratégica de arrinconar al Estado –al gobernante– paralizando la fundamental actividad minera.

Extrañamente, hasta antes de la desafortunada muerte del dos veces presidente Alan García, un hablantín Salvador del Solar aparecía dando declaraciones sobre lo que fuere. Pero desde entonces, ha pasado a exhibir una personalidad taciturna ante sus amigos periodistas.

Quizá amedrentado por ese tono intimidante de las arengas de Gregorio Rojas, el sinuoso dirigente de la comunidad Fuerabamba que reta a Del Solar a solucionar los problemas que hace varias semanas ofreció resolver “a la brevedad”. El primer ministro, trajeado de comunero, se ha instalado en la provincia Cotabambas mimetizándose, como buen actor que es, con la gente de la zona. En especial, con su interlocutor Gregorio Rojas.

Pero falló, por bueno que fuese aquel “gesto” suyo como parte de alguna táctica de negociación exitosa para Palacio. Porque el primer ministro del presidente Martín Vizcarra ha tenido que acampar en Fuerabamba para decir sí –a nombre del Perú– a inaceptables requerimientos de los comuneros de esta zona del Perú.

Para empezar, Gregorio Rojas ha sido imputado por la fiscalía a raíz de que promoviera la ocupación de una carretera. Un delito que está penado por ley de la República.

Estuvo preso. Pero Palacio de Gobierno maquinó para que lo liberen como “gesto” de buena voluntad, y expectativa de un final feliz para el oficialismo respecto a la solución de los reclamos planteados por los fuerabambinos.

Fracasó nuevamente Vizcarra. El achorado dirigente Rojas apretó el acelerador y demandó, primero, que el Poder Judicial libere a los hermanos Chávez –abogados de su comunidad– acusados como Rojas de integrar una organización criminal para extorsionar a la empresa MMG, concesionaria de Las Bambas. No satisfecho con tamaña tropelía, Rojas pasó a exigir que el premier Del Solar archive las denuncias penales contra 500 comuneros. No solo de Fuerabamba, sino de toda la provincia de Cotabambas. Aquello implicaba que el Ejecutivo obligue a la fiscalía a desistirse de semejante imputación, trasgrediendo la independencia de poderes que dice respetar el presidente Vizcarra. Sin embargo su premier firmó un acta comprometiéndose a que la Ocma –Poder Judicial– designe “un equipo de jueces” para revisar este caso, y que el Ministerio de Justicia “evalúe” la denuncia, doblegando consecuentemente a la fiscalía

Intolerable trasgresión constitucional en la que ha incurrido el primer ministro, apañado por los fuegos artificiales palaciegos sobre su falaz lucha anticorrupción y el silencio de Vizcarra ante semejante atropello a la Carta Magna.

LUIS GARCÍA MIRÓ ELGUERA

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Odebrecht desconoce deuda tributaria

Odebrecht desconoce deuda tributaria