Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Un país polarizado, peligrosamente vulnerable

Alucinemos un probable escenario como este. El Sutep amenaza con una paralización general; los médicos asimismo paralizarán, al igual que las enfermeras; sin duda les seguirán los incendiarios de construcción civil, etc. Y todo esto como el preámbulo a los aberrantes comicios parciales convocados para enero por el presidente golpista Vizcarra, con el fin de completar el año y meses de vigencia del Poder Legislativo que, de manera inconstitucional, clausurase el propio Vizcarra. Es decir, el perfecto caldo de cultivo para una coyuntura de peligrosísimo levantamiento social, motivada por el golpe de Estado que perpetrara este temerario mandatario que, por azar, llegó a la presidencia aupado por un Congreso que ahora ya no existe porque autocráticamente él mismo lo disolvió, con la intención de reemplazarlo por un Parlamento temporal con mayoría suya que se elegiría con un solo objeto: modificar la Constitución, destacando como primera medida el levantamiento de veto para la reelección presidencial.

Pero, ¿qué ocurriría si a estas huelgas –ya anunciadas- se sumaran movimientos de la ultra, como las huestes del movadef (sendero luminoso) y el mrta, organizaciones con experiencia en el soliviantamiento social; peor aún, obcecadas por reponer en el Perú el oprobioso, sanguinario terrorismo? Pero hay más. ¿Acaso estamos vacunados contra el ingreso de esos infiltrados del servicio de inteligencia cubano o del régimen chavista, que han orquestado las brutales asonadas que aún siguen asolando a Chile y Bolivia? La respuesta obviamente es no. Inclusive ante la penetración de agitadores profesionales de La Habana o Caracas –como ha ocurrido en Chile, Bolivia y Ecuador- pues los peruanos somos ciertamente mucho más vulnerables que nuestros vecinos. Recordemos que la nación sureña, por ejemplo, cuenta con un ejemplar servicio de Inteligencia -la Dina-, aparte de sendos cuerpos de Policía y Carabineros, además de un Ejército muy profesionalizado. Acá, para empezar, desde que irresponsablemente fuera disuelto por Toledo ¡ni siquiera funciona el ex SIN!

Ahí no queda la diferencia. Vizcarra –como antes Kuczynski y Humala- es culpable de haber destruido la unidad nacional con sus enfermizas persecuciones, tanto al Apra como al fujimorismo. El Perú se encuentra absolutamente polarizado entre enemigos y amigos de ambas agrupaciones políticas, donde la prensa canallesca vendida al poder por el plato de lentejas del avisaje estatal se dedica mañana, tarde y noche a incordiar al aprismo y el fujimorismo, presentándolos como organizaciones criminales dedicadas a delinquir, a coro con una fiscalía de vergüenza dedicada a criminalizar a estas dos asociaciones políticas y a cualquier ciudadano que simpatice con ellas.

En un panorama así, al primer embate de violencia que se desatase en nuestro país, ¿qué cree usted, amable lector, que haría un sujeto como el golpista Vizcarra? ¡Pues obviamente ceder ante las pretensiones de la ultra izquierda! No solamente lo haría por miedo, sino por afinidad con las exigencias del comunismo revolucionario sudaca, como lo ha demostrado con su golpismo dirigido a arrasar a estos dos únicos partidos, Apra y fujimorismo, que a lo largo del último medio siglo han presentado seria batalla contra el marxismo.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares

Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares