Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Un presidente sin dignidad

Repasemos. 1) Escandalosa la corruptela que transpira esta abyecta transacción entre Odebrecht y los fiscales Vela y Pérez, consistente en un acuerdo secreto parcialmente conocido a través de una homologación judicial que, ciertamente, perjudica al Estado. 2) Repele esta insolente defensa de ambos fiscales que, de la mano de Vizcarra, hace la camorra progresista liderada por Gorriti. 3) Finalmente, indigna la claudicación del presidente Vizcarra ante los sediciosos liderados por algunas autoridades arequipeñas que inducen a bloquear la carretera Panamericana y cerrar vías en la Ciudad Blanca, al margen de promocionar la destrucción del Estado de derecho enfrentando al pueblo con la Policía Nacional so pretexto de oponerse al proyecto Tía María.

La subordinación de Vizcarra a la mafia antiminera se confirmó el último fin de semana al aparecer audios sobre una conjura a puerta cerrada. Esta vez entre él y autoridades rebeldes de Arequipa que propician la desaparición de la minería en todo el Perú. En ellos Vizcarra se allana a todas las demandas de estos amotinados del sur, alegando “pienso igual que ustedes”. “Sólo”, agrega Vizcarra, que “necesito guardar las formas” para poder anular la licencia de construcción otorgada por el Estado peruano a la mina Tía María. “Yo no podría salir ahorita y decir voy a cancelar. ¿Bajo qué argumento? Tengo que preparar el argumento (…) Creo que sería bueno invitar a la población a que hagan filas (¿?) y ver qué pasa (…) Hay que buscarle la forma (…) Nos ayuda que ustedes –los sediciosos– hagan el sustento”, se le escucha decir a un Vizcarra vencido por los ultra.

Comentario sin duda indigno para quien ostenta la jefatura del Estado. No obstante tamaña prueba de sumisión a los revoltosos, recién algunos días después aparecería Vizcarra dándole vueltas a la tuerca para victimizarse en forma grosera y vergonzosa, al manifestar que la difusión del audio donde transige con los amotinados antisistema “constituye un intento de intimidar al gobierno y un pretexto (de la oposición) para no aprobar la propuesta del Ejecutivo de disolver el poder Legislativo y convocar a elecciones en 2020”. Infame y falsaria excusa para atacar nuevamente al Congreso. Porque, dicho sea de paso, el audio fue grabado y difundido precisamente por los mismísimos agitadores con quienes él decidiera reunirse.

Vizcarra alcanza la esquizofrenia al decir que su gobierno “no negocia sentencias, como se negociaban en el pasado”. Porque según el audio, ¡Vizcarra negocia con los sediciosos anular una licencia formalmente aprobada por el Estado! Asimismo alega que su gestión “no tiene arreglos ni recibe presiones en las salitas del SIN.” Pero Vizcarra sí asimila las presiones y se somete a las coacciones de los antisistema, encerrándose en una salita cualquiera a la cual solapadamente acudió. Y culmina esta secuencia de alevosías manifestando: “Mi gobierno es muy diferente. Todo lo hace con transparencia.” Hombre, de no haber sido porque lo traicionaron sus propios interlocutores de la sedición, los peruanos jamás se habrían enterado de los detalles de su traición. ¿Con qué autoridad moral continúa gobernando un presidente indigno?



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Mañana, TC inicia debate sobre prisión de Keiko

Mañana, TC inicia debate sobre prisión de Keiko