Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





Una propuesta adefesiera y riesgosísima

Hagamos un esfuerzo para alucinar cómo serían las elecciones anticipadas que exige el presidente accidental Vizcarra; caso contrario daría un golpe de Estado clausurando el Congreso. Con el agravante que esto último lo obligaría a precipitar unos abruptos comicios legislativos, sujetos a que los candidatos elegidos permanezcan menos de un año en sus cargos. En el primer caso, las reglas del juego serán las mismas que rigieron para las elecciones de 2016. Concretamente, no habría primarias internas en los partidos que presenten candidatos. Además, sólo cuatro de ellos podrían presentar candidatos pues las otras agrupaciones no están habilitadas por el JNE. Fuera de que los elegidos podrían postular en la siguiente elección porque la reforma electoral que nos enchufó Vizcarra no regiría para dichos comicios.

Analicemos la coyuntura. El país se encuentra económicamente paralizado, próximo a una recesión de efectos imprevisibles. De otro lado, socialmente vivimos al borde de la exasperación, motivada por la brutal tensión política que ha desatado el presidente accidental Vizcarra para cubrir su incapacidad y sus justos temores. Tensión alentada temerariamente por una prensa corrupta exhortada por el vicio de la publicidad estatal que pagan todos los ciudadanos, y consolidada por la persecución política desatada por el actual régimen progre-marxista -usurpador del mandato que este Congreso delegara en Vizcarra- que controla tanto el Ministerio Público como el Poder Judicial, en desmedro de los opositores del oficialismo y en beneficio de los áulicos palaciegos. Es más, el sur está en manos de los antisistema –controlan una estratégica zona de nuestro territorio y han paralizado la minería, sustento primordial de nuestros ingresos presupuestales- sumado a que la sociedad sobrevive sometida a las reglas del juego de la delincuencia más canallesca que se conozca. Por último nuestra clase política se encuentra aterrada, devastada porque el escándalo Lava Jato no ha hecho distingos entre buenos y malos, generalizándose el criterio que todos los políticos son corruptos.

En medio de este convulsionado panorama el presidente Vizcarra pretende imponerle a los peruanos unas elecciones generales anticipadas para designar a 130 miembros del Legislativo y elegir una plancha presidencial; caso contrario disuelve el Congreso. En ese último escenario, Vizcarra se arrogaría la facultad de convocar a comicios para optar por los 130 integrantes del Parlamento por un plazo máximo de doce meses. ¿Cree usted, amable lector, que la gente moral, intelectual y políticamente calificada va a arriesgarse a ensamblar costosas campañas electorales –además de riesgosas, por la coyuntura de enfurecimiento sociopolítico que reina en este país, capaz de cometer crímenes políticos que enardecerían el futuro- para ser aves de paso por doce meses asumiendo responsabilidades políticas y penales, como ocurre en toda gestión gubernativa, que luego les arruinaría muchísimos años de su existencia? Por último, ¿acaso unas elecciones precipitadas, improvisadas y manchadas, como las que pretende implantar Vizcarra, atraerían a mejores ciudadanos que aquellos que ahora conforman nuestro Poder Legislativo? Aunque claro, en el caso del Ejecutivo cualquier aspirante superaría largamente a Vizcarra.

Por donde se le vea la propuesta vizcarrina es adefesiera. Pero además peligrosísima.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario

PJ revocó prisión preventiva a Luis Nava y le impuso arresto domiciliario