Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



¡Descalificado para ser presidente!

EXPRESO publicó ayer en exclusividad el audio completo en el cual el aún presidente Vizcarra se despacha con los sediciosos de Arequipa para complotar contra la minería en particular, y el Estado de Derecho y la Democracia en general. Un dechado de conspiraciones dirigidas a que el propio jefe de Estado actúe como dinamitero de las disposiciones aprobadas por su mismísimo gobierno. Como sucedió con el permiso de operación concedido por el ministerio de Energía y Minas a la empresa Southern para la mina Tía María.

Una licencia otorgada tras años de acopiar los trámites, gestiones y formulismos que exigen las leyes de la República; concluido lo cual a dicho ministerio le correspondía dar el permiso. ¡Pero Vizcarra confabuló con la ultra antiminera para, indignamente, anular esta autorización! ¿Cómo? Usando de escudo a los amotinados para que le faciliten argumentos. Tema que él, en su inutilidad, es incapaz de producir.

Se limitó entonces a fungir de sicario de los antisociales, apuñalando por la espalda a su ministro de Energía y Minas quien, con la venia explícita del propio Vizcarra, había rubricado la autorización oficial para que operase Tía María. Un hecho que descalifica absolutamente a Vizcarra para ejercer el cargo de Presidente del Perú. Porque no sólo ha volado los cimientos del aparato estatal, sino ha engañado al ciudadano al pactar

–secreta, inconstitucional y arteramente– con una mojarrilla de personajes envueltos en una trama ideológica orientada a impedir que funcione la minería en el Perú.

Pero hay más. Vizcarra es el responsable personalísimo de las graves heridas sufridas por 32 miembros de la Policía Nacional. ¡Los envió como carne de cañón a Arequipa! Fueron ordenes del presidente transmitidas a su ministro del Interior, presuntamente para sofocar el bloqueo de carreteras, la paralización del transporte y el ataque de los huelguistas antimineros a la gente que bregaba por trabajar. Sin embargo semejante puesta en riesgo de los policías y los ciudadanos ‒al utilizarse la fuerza pública para reponer el orden‒ fue apenas una mascarada.

Un montaje dirigido tras bambalinas por Vizcarra para entretener a los peruanos exhibiéndose como el garante del orden. ¡Otro imperdonable engaño del mandatario! Porque mientras la Policía enfrentaba a los antimineros ‒que rechazaban el permiso de operación otorgado a Tía María‒, Vizcarra ya estaba pactando subrepticiamente con la dirigencia de los huelguistas el “mecanismo” para anular aquel permiso.

Según sus palabras registradas en aquel audio, ”Lo que yo quiero es que si la posición es tan clara de pechar a esta inversión, hay que analizarla para justificarla”. Pero, ¿analizarla/justificarla con quiénes? ¡Con la mafia anti minera! Entonces si Vizcarra quería pechar a Southern –según ha revelado el vice gobernador de Arequipa, “Vizcarra nos dijo que iba a suspender la licencia de Tía María”‒ ¿para qué demonios envió a la Policía a Arequipa a enfrentarse contra los antimineros, con cuyos jefes ya fraguaba en esos momentos un pacto secreto? ¿Por qué expuso la vida y salud de los policías y de los arequipeños? ¿Por qué engañó al país?



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre

PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre