Vizcarra desconoce la Constitución

Vizcarra desconoce la Constitución
  • Fecha Viernes 21 de Febrero del 2020
  • Fecha 3:00 am

Por la boca muere el pez. El propio Martín Vizcarra ha confesado que ni siquiera está enterado de lo que dicta la Constitución. Y un presidente que no sabe lo que le manda satisfacer la Carta Fundamental está incapacitado para ejercer el cargo, en este lance asumido de manera indirecta y accidental; no por decisión directa del Soberano. Esta gravísima carencia –que lo pinta de cuerpo entero- la ha demostrado Vizcarra en más de una oportunidad. Una de ellas fue al perpetrar el golpe de Estado que degeneró en la clausura del Poder Legislativo y la instalación de una autocracia que ya lleva cuatro meses de vigencia. Como refiere el expresidente del Tribunal Constitucional TC, Óscar Urviola, en referencia a que Vizcarra alegó una “negativa fáctica” del Congreso sobre la cuestión de confianza a su antojo de imponerle la agenda, “Esta figura no existe en nuestro ordenamiento. Son reiterados errores o desconocimientos que muestran las limitaciones (respecto a la Constitución) que tiene el presidente como estadista”. Esta figura de la confianza podría haberse basado en su censurable desconocimiento de la Carta Fundamental; aunque también pudo obedecer a una velada intención con miras a excluir el emblema de jefe de Estado en la nueva Constitución con que tanto sueña. Sea como fuere, el hecho es que Vizcarra actuó contra la Constitución. Y aquello, acá y en la Cochinchina, se llama golpe de Estado.

Como reza el vals, “toda repetición es una ofensa”. Y en política, no podría ser de otra manera. Por tanto, repetir ofensas tiene sus consecuencias. Lo comprueba la reciente sandez espetada con cara de circunstancia por el mandatario que cerró el Parlamento. “Como presidente –ha dicho Vizcarra- “no soy jefe de Estado. Solamente soy jefe del Gobierno”. Algo digno de un auténtico neófito. O tal vez obedezca a alguna hipérbole subconsciente que él maneja, obcecado como vive por cambiar la Constitución para prolongar su mandato a efectos de salvarse de sucesivas pesadillas que parecieran atormentarlo. Porque, señor Vizcarra, lea usted al menos el artículo 110 de la Carta. Lo que dice es demasiado preciso para que no lo entienda: “El Presidente de la República es el jefe de Estado y personifica a la Nación”. Sobre tamaño exabrupto también se ha manifestado el expresidente del TC Óscar Urviola, señalando que “es una muestra de que nuestro sistema democrático está en peligro de sufrir graves cambios para su desarrollo. Es peligroso porque eso es lo que nos está llevando a desconocer el valor de otras instituciones que forman parte del sistema democrático, y a no ejercerse los cargos con responsabilidad.” Y como para remarcarle sus severas responsabilidades presidenciales, Urviola le recuerda al presidente Vizcarra que “En el Perú el presidente de la República tiene al mismo tiempo varias cualidades. Es jefe de Estado, porque representa a la nación; es jefe de gobierno; y otro atributo es ser Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas”.

Si la razón de tales desvaríos es por desconocimiento de la Constitución o por alguna oscura intención, nunca lo sabremos.



Top
Colombia logró adquisición de 1 millón de pruebas moleculares para COVID-19 de laboratorios Abbott

Colombia logró adquisición de 1 millón de pruebas moleculares para COVID-19 de laboratorios Abbott