Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Vizcarra, el entreguista

“Mi gobierno siempre luchará contra la corrupción.” Famosas, mendaces palabras del presidente accidental Martín Vizcarra. Lo que ocurre es que esta promesa interpretaba una aspiración nacional en épocas en que el Perú había despertado tras la borrachera de podredumbre que, por orden de Lula, había sembrado Brasil a través de un ejército de firmas politizadas dedicadas a la construcción sobrevaluada. Misión que consistiría en someter a los gobernantes de los países colindantes al viejo poderío brasileño y así sojuzgarlos a la dominación absoluta de un régimen socialista corrompedor en su afán por constituir la tan ansiada “patria izquierdista latinoamericana”. Plan que al final del día acabaría autodestruyendo al socialismo luso-americano. Y con ello, beneficiando al marxismo sudaca que hiperactivamente promueven Cuba y Venezuela.

En rigor Vizcarra jamás ha luchado contra la corrupción. Todo lo contrario. Su destreza consiste en proyectar la imagen de “caballero blanco” batallando contra la inmoralidad, en tanto consolida hábilmente a la vieja oligarquía corrupta que permanentemente se recicla y perspicazmente se fortalece. “Es inaceptable que Odebrecht siga contratando con el Estado peruano, después de estar comprobada su participación en flagrantes operaciones de corrupción que involucran incluso a ex jefes de Estado”, llegaría a decir muy suelto de huesos Martín Vizcarra apenas asumido el mando presidencial. Es más, tiempo después también advertiría que era intolerable que el Estado peruano aceptase devolverle a Odebrecht US$137 millones, producto de la venta de la hidroeléctrica Chaglla, “cuando ésta adeuda al país sendos millones de dólares como indemnización por múltiples daños causados por sus operaciones corrompedoras”. Pero todo esto fue pura pose. Al poco tiempo ya no serían sus fiscalitos engreídos Rafael Vela Barba y Domingo Pérez quienes exigirían que el Estado devuelva a Odebrecht los US$137 millones por la venta de Chaglla. Ahora, aparte de sus fiscales predilectos Vela Barba y Pérez, también lo exigiría Jorge Ramírez, su propio procurador. Inclusive lo haría su mismísimo primer ministro Vicente Zeballos. Es decir, en el fondo quien abogaba por devolverle a Odebrecht aquellos indebidos US$137 millones por la venta de Chaglla evidentemente era Vizcarra.

Ahí no acabaría aquella farsa de “Mi gobierno siempre luchará contra la corrupción”, que tanto repetía Vizcarra. Superado el incidente de devolverle a Odebrecht esos US$137 millones –que le interceptara el Estado tras la venta de Chaglla- Vizcarra se encaminaría a respaldar a su mini-ministro de Transportes Edmer Trujillo quien descaradamente afirmaba: “Si todas las empresas del ‘club de la construcción’ dejasen de operar, te quedarías sin empresas. Entonces ¿con quiénes construimos? ¿Cómo construimos? ¿A quiénes traemos? ¿Quiénes vienen? Es un tema que hay que tomar en cuenta”. Como complemento, el primer ministro Zeballos agregaría: “El gobierno tiene como primer lineamiento de gestión la lucha contra la corrupción. Pero no podemos caer en generalidades. Tenemos limitaciones de orden normativo. Si hay algún contratista sin sentencia o sin inhabilitación administrativa, definitivamente puede seguir contratando (con el Estado).”

Esta engañifa retrata de cuerpo entero a Vizcarrita. Un sujeto acostumbrado a mentir, apelando a la clásica trampa de disfrazar de buenismos sus constantes falacias.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto

Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto