Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:



Vizcarra: Enemigo de nuestra estabilidad socioeconómica

En Ecuador y Bolivia saltaron las alarmas debido a la protesta social desatada por un agonizante chavismo para imponer el comunismo en toda la región. Previamente, sin embargo, ambos países ya estaban condenados al colapso de sus economías por las caóticas estructuras populistas sembradas por el chavismo a través de sus edecanes en ambas naciones: Rafael Correa y Evo Morales. En el Perú, Chávez pretendió hacer lo mismo a través de su polichinela Humala, a quien le financiara su campaña electoral en 2006. Por fortuna fracasó porque acabó derrotado por Alan García. En Argentina los ladrones Kirchner recibieron millones del impresentable Chávez para incorporar al gran país sudamericano al orbe bolivariano, estableciendo allí las típicas politiquerías económicas populistas, demagógicas, chavistas que acabaron llevándolo donde está: al borde del desastre económico. Chile siempre estuvo vacunado contra el chavismo. No pudo infiltrarse allí ni con la socialista Bachelet. De manera tal que la estabilidad económica chilena siguió consolidándose invariablemente hasta convertirse en lo que es ahora: la más sólida de Latinoamérica. En materia política, ocurrió algo semejante en Colombia. Pese a la cercanía geográfica y a la presencia oficial del terrorismo en la política -a través de las farc y el eln incorporadas plebiscitariamente por el temerario Juan Manuel Santos- el chavismo no consiguió penetrar en el esquema democrático para implantar sus espejismos igualitarios en la socioeconomía colombiana.

En síntesis, ahora el chavismo ha sido expectorado de Ecuador y Bolivia pese a que llevaba 15 años gobernando ambas naciones. En Argentina, la plancha presidencial ganadora Fernández-Kirchner se presenta como el retorno del Yeti chavista; aunque Alberto Fernández, futuro presidente, podría darle alguna desagradable sorpresa para Cuba y Venezuela rechazando sus políticas. En Chile, mientras la economía del país sureño permanece creciendo –con el karma de las pensiones como gran amenaza desestabilizadora- la falta de coraje y la carencia de fundamentos como estadista del presidente Piñera han abierto una gran vía de agua sociopolítica en Chile, que la está aprovechado estratégicamente el siempre presente comunismo sureño de la mano del agonizante chavismo regional. En Colombia, el chavismo se apresta a reintentar un putch a través de una huelga general prevista para el 21 de este mes. Allí la izquierda colombiana pretenderá poner contra la pared al debilucho régimen de Iván Duque y pulsear su consolidación política de la mano de los restos del otrora todopoderoso chavismo.

Mientras esto sucede en el vecindario, acá llevábamos dos décadas creciendo. Hemos resistido incluso a los embates del humalismo, el pepekausismo y de un incompetente vizcarrismo acaparado por huestes progres aliadas al agónico chavismo. En síntesis, ahora el enemigo de nuestra meritoria estabilidad socioeconómica se llama Martín Vizcarra. Incluso, pese a que acá no hay crisis social –como la hay en Chile- Vizcarra funge de azuzador chavista empeñado en ahondar un vil golpismo, desacreditando a la clase política de centroderecha y gobernando antidemocráticamente sin el poder Legislativo, con el propósito de hacer la revolución que nunca han pedido los peruanos apelando a provocadores, amañados referéndums y a elecciones desestabilizadoras.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Tomás Gálvez abre investigación contra Domingo Pérez por prevaricato y abuso de autoridad

Tomás Gálvez abre investigación contra Domingo Pérez por prevaricato y abuso de autoridad