Columnista - Luis Garcia Miró Elguera

Vizcarra engañó a la ONU

Luis Garcia Miró Elguera

26 sep. 2019 03:20 am
A+

Vamos a ver. El presidente accidental Vizcarra se despachó en la ONU un discurso dirigido ex profesamente a la platea internacional para, en forma engañosa, venderle su plan para disolver el Congreso Nacional si este no le aprobase su inconstitucional proyecto para adelantar las elecciones. La perorata de Vizcarra estuvo plagada de inexactitudes para adecuar su propuesta a los cánones de la democracia, de acuerdo al Estado de Derecho y cumpliendo estrictamente con lo establecido en la Constitución peruana. Es decir, Vizcarra engañó a la Asamblea General de la ONU.

¿El objetivo? Llevar a cabo su plan golpista disfrazado de constitucionalismo, a efectos de lograr el apoyo mundial que necesita para seguir adelante con su aventurerismo revolucionario. Ciertamente, lo que buscó Vizcarra fue curarse en salud ante la eventualidad que el Poder Legislativo y las instancias judiciales y constitucionales rechacen su propuesta con tufo chavista. En síntesis, Vizcarra preparó el escenario para, en caso no consiga implementar su estratagema, culpar de obstruccionista a la oposición por no permitirle implementar “la única solución posible” que pudiese salvar nuestra nación de aquella hecatombe que pintó en Nueva York, declarando que este país es inviable porque la oposición no lo deja gobernar. Una falacia. Un monumental engaño a la aldea mundial. Porque, amigo lector, sucede que lo único que ni permite ni permitirá que alguien como Vizcarra gobierne este país es su evidente, prodigiosa incapacidad como hombre de Estado. Atributo este último del cual Vizcarra carece por completo.

Repasemos algunas de las perlas falsas producidas por Vizcarra delante de la ONU:

1. “Respeto a las instituciones del Estado”. Claro, amenazando disolver el Congreso; capturando el Ministerio Público; y ninguneando al Poder Judicial apropiándose de la presidencia del comité organizador para reformar el sistema jurídico, etc.

2. “Presento al Congreso una reforma constitucional para el adelanto de elecciones generales, que implica el recorte del mandato congresal y presidencial al 28 de julio de 2020. La voz del pueblo tiene que ser escuchada, por eso la reforma constitucional deberá ser ratificada mediante referéndum”. ¿Acaso ha propuesto un referéndum?

3. “Nos preocupa que el Congreso haga caso omiso al clamor popular, manteniendo esta competencia dentro de su fuero reduciendo solamente los plazos para el trámite”. Acusete y mentiroso. En abril 2016 este Congreso obtuvo el mandato ciudadano para legislar hasta el 28 de julio 2021.

4. “Señores, el problema no es solo la demora, sino que los pedidos de levantamiento de inmunidad vienen siendo rechazados sin ningún sustento”. Denigra arteramente al Parlamento a nivel planetario.

5. “No es casual que la creación de la Junta Nacional de Justicia encuentre problemas para su funcionamiento, ni es casual que se busque responsabilizar al Gobierno. Se sabe que la intención es desprestigiar el proceso de la reforma judicial emprendida”. Mentira. La culpa fue suya obligando al Congreso a aprobar un proyecto disparatado, caso contrario lo clausuraría.

6. “Exhorto a la representación nacional a debatir y aprobar el proyecto de ley que ha presentado el Ejecutivo.” Exórtela acá. No afuera, como plañidera.

Post Relacionados

Vizcarra insiste en agudizar la crisis

La inactividad, pública y privada, afecta el tejido económico. De otro lado la pérdida de empleos genera un nefasto impacto social en la economía. Consecuentemente ambos efectos diezman el aparato productivo, conduciéndolo hacia una recesión que acabará afectando no solamente el empleo, sino las economías públicas y privadas. En síntesis, el desempleo reduce el mercado,

¿Qué hacer, al día siguiente?

El Fondo Monetario Internacional FMI viene estudiando las contingencias –y posibles soluciones– para solventar, en la medida de sus posibilidades, esta inimaginable crisis macroeconómica internacional desatada por la pandemia Covid-19. Van dos meses de parálisis mundial y el costo de semejante forado es –hasta hoy– sencillamente colosal. Falta ver todavía si la reapertura de actividades

Fiscales y prensa corrupta

Los fiscales politizados, encumbrados por la prensa corrompida para que ensamblen un férreo sistema de blindaje a Odebrecht, Graña y Montero y demás parásitos que le han robado miles de millones de dólares al Perú, están muy desconcertados. Porque, súbitamente, la pandemia Covid-19 les ha arrancado ese enfermizo protagonismo que alcanzaron durante dos años, situándose