Columnista - Luis Garcia Miró Elguera

Vizcarra se aproxima al núcleo chavista

Luis Garcia Miró Elguera

19 sep. 2019 03:20 am
A+

Alberto Fernández, candidato presidencial peronista que lleva de vicepresidenta a la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, actualmente procesada por corrupción en ocho juicios -tres de ellos con orden de captura- ha sido invitado a Lima por MartÍn Vizcarra. No se necesita ser zahorí para comprender que detrás de esto existen lazos políticos escondidos, que se vinculan al eje socialista bolivariano con el cual comulgan evidentemente los peronistas. Kirchner fue un chavista contumaz que hipotecó a su país al socialismo bolivariano o sudaca, a cambio de suministro de petróleo barato por Venezuela. Pero lo que venimos corroborando, cada vez con mayor certeza, es que más el chavismo se aproxima simultáneamente al inefable presidente Vizcarra.

La cercanía que Vizcarra mantiene con la progresía marxista y el asesoramiento que recibe de Maxi Aguiar lo hacen apetecible. Así que esta soterrada –porque el gobierno peruano no ha informado en absoluto sobre ella; sólo se sabe porque lo ha comentado un vocero del candidato peronista- e inopinada visita de Fernández al presidente Vizcarra tendría una probable connotación táctica: la de estructurar el reflorecimiento del chavismo como dogma latinoamericano, proyectando que en Brasil pudiese ocurrir –como por lo general sucede en esta incoherente región- que Lula da Silva releve a Jair Bolsonaro en las siguientes elecciones. Además, no seamos tontos. La izquierda latinoamericana ha vivido 20 años del bolsillo de los pobres venezolanos, a quienes Chávez y Maduro les han robado miles de millones de dólares regalándole su petróleo a Cuba, Argentina, Bolivia, etc., así como repartiendo billete a politicastros como Humala, dispuestos a endosar su gestión para que a través de ella le incrusten a sus países las políticas comunistas incubadas en La Habana y recicladas por Caracas. En consecuencia, entendamos que el socialismo criollo está hambriento de dinero.

Hace años que Venezuela ha dejado de subsidiarlo, debido a la crisis creada por el caos que siempre se genera donde reina la izquierda. Y como los dirigentes zurdos no saben trabajar sino extender la mano al socialismo pudiente –como ocurriera en tiempos de la URSS y Hugo Chávez- alucinan con que Venezuela retorne a ser millonaria porque algún día se disparará el precio de petróleo, y entonces el jerarca llanero del momento volverá a subsidiarlos. Así piensan los rojos, amable lector. Pero retomemos esta aparentemente clandestina visita del candidato peronista Alberto Fernández al mandatario Martín Vizcarra. Para empezar, los peruanos ya deberíamos haber sido informados oficialmente cuál será la agenda de esta reunión.

A propósito, la semana pasada, dice el diario argentino Clarín, “Vizcarra rechazó una intervención militar en Venezuela en línea con Alberto Fernández”. Y también en línea con Maduro, debemos agregar. Dicho sea de paso, Fernández viene de visitar a Evo Morales, miembro de la cadena socialista sudaca que en pocos días aspira a que los bolivianos vuelvan a reelegirlo (por cuarta vez, táctica impuesta por el chavismo para toda Latinoamérica). Y previamente, de reunirse con el presidente mexicano López Obrador, “de afinidad con la experiencia electoral peronista”, sostiene Clarín. Estamos notificados.

Post Relacionados

Vizcarra insiste en agudizar la crisis

La inactividad, pública y privada, afecta el tejido económico. De otro lado la pérdida de empleos genera un nefasto impacto social en la economía. Consecuentemente ambos efectos diezman el aparato productivo, conduciéndolo hacia una recesión que acabará afectando no solamente el empleo, sino las economías públicas y privadas. En síntesis, el desempleo reduce el mercado,

¿Qué hacer, al día siguiente?

El Fondo Monetario Internacional FMI viene estudiando las contingencias –y posibles soluciones– para solventar, en la medida de sus posibilidades, esta inimaginable crisis macroeconómica internacional desatada por la pandemia Covid-19. Van dos meses de parálisis mundial y el costo de semejante forado es –hasta hoy– sencillamente colosal. Falta ver todavía si la reapertura de actividades

Fiscales y prensa corrupta

Los fiscales politizados, encumbrados por la prensa corrompida para que ensamblen un férreo sistema de blindaje a Odebrecht, Graña y Montero y demás parásitos que le han robado miles de millones de dólares al Perú, están muy desconcertados. Porque, súbitamente, la pandemia Covid-19 les ha arrancado ese enfermizo protagonismo que alcanzaron durante dos años, situándose