Luis Gonzales Posada

Acerca de Luis Gonzales Posada:



Genocidio, en vivo y en directo

Hace poco, la televisión transmitió impactantes escenas de turbas de delincuentes llamados “colectivos revolucionarios”, que impedían con piedras y disparos que los parlamentarios ingresen al hemiciclo, al mismo tiempo que lanzaban bolsas de excrementos y orines a periodistas que registraban esos hechos.

De golpe recordé, entonces, viejas fotografías de hordas nazis cumpliendo similar oficio en Alemania o a los Tontón Macoutes haitianos bajando de camionetas armados con garrotes para golpear o asesinar a los opositores.

Y cuando rememoraba esos episodios, pensaba en qué mundo indiferente, pervertido, cruel, vivimos, cuando más de cien gobiernos votaron para que el delegado de Maduro ocupe un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, después que el propio Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos denunció al régimen chavista por 7 mil ejecuciones extrajudiciales, torturas, encarcelamiento de políticos opositores y, además, por provocar el éxodo de cinco millones de seres humanos que huyen desesperados en busca de comida y medicinas.

¿Alguien puede entender esta tóxica contradicción del más alto organismo mundial, que proyecta la faceta cínica y podrida de la diplomacia del blindaje político?

¿Alguien puede explicar por qué Perú no dignifica la diplomacia retirándose de ese maleado Consejo, mientras el chavismo tenga un asiento en su directorio? ¿Alguien puede responder, asimismo , por qué no denunciamos por complicidad con el genocidio a los gobiernos de Rusia, Irán, Cuba, Nicaragua y ahora Argentina y México?

Cuesta mucho entender, igualmente, que la Corte Penal Internacional retenga desde hace 10 años más de 600 expedientes sobre crímenes de lesa humanidad atribuidos a Chávez y Maduro y que ni siquiera se conmuevan con las imágenes del heroico capitán Pérez, que, rendido, fue asesinado por la policía bolivariana al lado de sus otros siete compañeros. ¿Vale la pena, en suma, seguir perteneciendo a esa Corte de burócratas indolentes?

Los venezolanos seguirán muriendo, padeciendo hambre y represión, mientras la respuesta internacional no sea más firme y sus Fuerzas Armadas no pongan punto final a un régimen de pandilleros y saqueadores.

Hasta que no caiga la tiranía, seguiremos observando el genocidio en televisión, en vivo y en directo, como si se tratara de una serie de terror o de una telenovela que no tiene final.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo

César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo