Luis Gonzales Posada

Acerca de Luis Gonzales Posada:



Malos Aires, en la diplomacia argentina

Las primeras señales del nuevo gobierno argentino de Alberto Fernández y Cristina Kirchner son preocupantes, por lo menos en política exterior.

Por lo pronto, el ex mandatario Evo Morales se ha trasladado de Mexico a ese país, en circunstancias que la OEA y veedores europeos han comprobado que organizó y puso en marcha un delictivo fraude electoral.

Más aún, las autoridades bolivianas registraron conversaciones en que Morales instruía a un narcotraficante para bloquear el ingreso de comida a las ciudades, acción que configura un crimen de lesa humanidad, denunciado ante la Corte Penal Internacional.

A pesar de su condición de refugiado, Morales anuncia que será jefe de campaña de su partido, el MAS, en los próximos comicios de Bolivia, lo que significa que tendrá cancha libre para entrometerse en la política de la nación del altiplano.

Parece que al flamante presidente argentino tampoco le interesa que conozcan su abierta vinculación con el chavismo.

Lo ha demostrado en la ceremonia de transmisión de mando, donde uno de sus invitados especiales fue Jorge Rodríguez, ministro de Comunicaciones de Maduro, acusado de violación a los derechos humanos y prohibido de ingresar a territorio europeo y a numerosas naciones del hemisferio.

En la fiesta también participaron los ex mandatarios del Ecuador, Rafael Correa, Fernando Lugo del Paraguay y José Mujica del Uruguay, así como los jefes de Estado en funciones, Miguel Díaz Canel, de Cuba y Tabaré Vásquez, del Uruguay, todos ellos comprometidos con la dictadura venezolana, hoy reagrupados en el Grupo de Puebla, que tendrá como sede Buenos Aires.

El panorama es más sombrío y complicado si consideramos que una alta funcionaria del presidente Fernández, la antropóloga Sabrina Federic, preguntada sobre si mantendrán en la lista de organizaciones terroristas a Hezbolá, respondió que no tenían por qué comprarse un pleito originado por presión de los Estados Unidos. Como era de esperarse, Israel protestó, recordando que Hezbolá es sindicada por los criminales atentados a locales de la comunidad judía, que dejaron más de cien muertos.

Nada de lo expresado constituye una novedad, si recordamos el blindaje diplomático de los esposos Kirchner al régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro; ahora, de regreso al poder, todo indica que seguirán por el mismo camino de proteger a un régimen que ha destruido un país y obligado a emigrar a más de cinco millones de personas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Gobierno de Maduro denuncia al Perú por creación de brigada contra delincuentes extranjeros

Gobierno de Maduro denuncia al Perú por creación de brigada contra delincuentes extranjeros