Luis Gonzales Posada

Acerca de Luis Gonzales Posada:



Policía y delincuencia, ¿qué hacer?

Diariamente la televisión proyecta la captura de asesinos, ladrones, sicarios, violadores, pero pocos medios destacan el notable esfuerzo que despliega la policia nacional para proteger a los ciudadanos de una delincuencia que crece alarmantemente y actúa con desconocida ferocidad.

El descuartizamiento de dos personas por acción de seis sicópatas ha sacudido nuestra sociedad, más aún al conocer que por un ajuste de cuentas los ejecutores de la masacre cobraron 500 soles por cada víctima.

Dentro de ese contexto, la estadística proyecta que culminaremos el 2019 con 35 mil personas asesinadas y con un crecimiento en todas las modalidades delictivas. Lo que observamos asemeja a una epidemia que recorre todo el país, pese a que la policía los combate con valor y sin tregua, muchas veces sin contar con equipos de radio, patrullas ni otros medios necesarios para su trabajo.

Solo hasta agosto de este año, en efecto, la policía desarticuló 2,331 bandas criminales, 50% de las cuales operaban en Lima (1,058 ) y 200 en el Callao, capturando a más de 6 mil sujetos pertenecientes a esas organizaciones.

En ese mismo lapso detuvieron a otros 48,410 delincuentes, cifras que indican que, en su conjunto, cerca de 55 mil personas han sido intervenidas por las fuerzas del orden, incautándoles además 2,400 armas y 7,551 vehículos robados. Pero ese trabajo eficiente tiene un costo humano.

Solo hasta agosto han perdido la vida quince policías y docenas han sido heridos, algunos de gravedad, especialmente por turbas descontroladas que bloquean carreteras o penetran con violencia en espacios públicos, como recientemente hicieron en el Ministerio de Trabajo.

En lugar de que el gobierno continúe confrontando con el Congreso para pretender un inconstitucional adelanto de elecciones, debería concertar con los legisladores una política de Estado para hacer frente al delito.

Es necesario, por lo pronto, que las Fuerzas Armadas apoyen a la policía en esta tarea -como hacen en Europa y en varios países de la región-, constituyendo unidades especializadas que cumplan tareas específicas. Pero también es necesario implementar un programa urgente de construcción de centros penitenciarios modernos. Actualmente, las cárceles son depósitos humanos, sobrepoblados, donde faltan unas 40 mil camas. El pabellón de alta peligrosidad en el Callao tiene 700 internos y su capacidad de albergue es de 100, lo cual nos releva de mayores comentarios.

Creemos que ha llegado el momento que a la policía la remuneren mejor, que incrementen el monto de su seguro de vida, que tengan acceso a programas de vivienda, hospitales y centros educativos de calidad. No olvidemos que miles de efectivos han muerto y seguirán muriendo por enfrentar al crimen y al terrorismo, y un alto porcentaje de ellos ha quedado en situación de discapacidad.

A veces somos mezquinos en expresar gratitud, decía un amigo, recordando que solo la unidad de Salvataje de la PNP ha rescatado 11 mil personas desde el año 2010 al 2019, lo que dice mucho del trabajo eficiente de esa institución que debemos apoyar porque, al hacerlo, nos apoyamos nosotros mismos.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Declaran inadmisible lista de candidatos de Solidaridad Nacional

Declaran inadmisible lista de candidatos de Solidaridad Nacional