Luis Miguel Cangalaya

Acerca de Luis Miguel Cangalaya:



Cuerpo de amor

A Diego Alonso Samalvides lo conocí en la universidad. Le gustaba escribir y leía mucho, más de lo que un estudiante de primeros ciclos acostumbra. Desde las primeras clases mostró un desbordante interés por la literatura. Siempre supe que no solo era un estudiante de pregrado, sino, además, un escritor que necesitaba el aliento necesario para descubrir la escritura que, a su edad, a los diecinueve años, pocos pueden entender. Cuerpo de amor (Summa, 2020) es un poemario que escribió entre el 2017 y el 2018, guiado por experiencias personales, tema que suele ser bastante común a su edad. Entonces era una compilación de poemas que le había escrito a un amor prematuro de la juventud.

Poco a poco fue tomando forma y terminó en un libro que Harold Alva, director de Summa, decidió publicar. El poemario consta de 35 poemas y está dividido en tres capítulos: Poemas iniciales, Poemas de amor y Tribulaciones. El título responde a una intención de representar al amor en su totalidad, desde la mirada de un adolescente. Esa perspectiva, precisamente, le da el carácter personal y, además, confesional que transmite en cada verso. Diego trabaja bien con el lenguaje. A su corta edad, ha aprendido a manejar los tiempos y los ritmos, y el tema, que para algunos podría ser trillado, lo ha revalorado desde la mirada de lo íntimo, de la manera cómo un adolescente puede sentir y vivir el amor sin caer en lo cursi o empalagoso. Diego Alonso Samalvides inicia con buen pie su vida literaria. Este poemario, a su corta edad, le abre camino a la literatura, además, con un premio que obtuvo el año pasado en el Concurso Nacional de Poesía Antenor Samaniego, al quedar entre los cinco mejores. Habrá que esperar qué viene después. Desde ya, este es un gran inicio.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Incómodo momento atravesó Vizcarra en entrega de credenciales a congresistas

Incómodo momento atravesó Vizcarra en entrega de credenciales a congresistas