Luis Miguel Cangalaya

Acerca de Luis Miguel Cangalaya:



La resistencia de las palabras

Hay palabras que se niegan al cambio. Se atrincheran en el discurso del colectivo social para buscar un espacio de refugio que les permita permanecer a pesar del tiempo. En realidad, el tiempo solo es un mito para las palabras. No podríamos detenerlas si el uso en la oralidad o en la escritura les otorga poder y las mantiene. Eso sucedió con los demostrativos. La RAE, a través de su Ortografía de la Lengua Española (2010), señaló que la tilde no debe utilizarse en los demostrativos, pues, de lo contrario, se atentaría contra las reglas generales de acentuación (de agudas y graves). Sin embargo, hoy, todavía existe un grupo considerable de personas que se rehúsan al cambio. Antes del 2010, la regla era clara. Utilizábamos los demostrativos (este, ese, aquel, y sus respectivos plurales y femeninos) en dos situaciones. Cuando funcionaban como adjetivo, es decir, acompañando a un sustantivo, la tilde no correspondía (“Este libro es nuevo”). Sin embargo, cuando los utilizábamos como pronombres la tilde adquiría un carácter de obligatoriedad (“Éste es nuevo”). Se entiende que, en el último caso, el contexto permitía actualizar el referente y evitaba confusiones. Sin embargo, desde ese año, habría que olvidar todo ello. A pesar de que la RAE determinó la norma, los demostrativos han encontrado espacios para atrincherarse y evitar ser desplazados de su uso tradicional. Encontramos un gran sector que se rehúsa al cambio. La RAE puede decir que esa tilde en los demostrativos no era necesaria, que fue un error que se generalizó, podrá decir lo que quiera, pero para ellos, para ese grupo que aún la mantiene y la acaricia con nostalgia, era su tilde y la mantendrán a pesar de todo, hasta que la RAE ceda y la rescaten como quien recupera el territorio perdido después de la guerra.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra

César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra