Luis Pardo Altamirano

Acerca de Luis Pardo Altamirano:

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Educador especializado en Lengua Española y Literatura, Promotor Cultural, Maestría en Relaciones Públicas. Columnista de opinión con más de 28 años de experiencia profesional en el periodismo.





Fútbol: Identidad sometida

A propósito de que el exaliancista Alejandro Hohberg González ahora lucirá la camiseta de Universitario de Deportes, no olvidemos que la historia del fútbol en el mundo entero, contempla aquellos cambios de piel que nos hacen frotar los ojos para acostumbrarnos a la mudanza, e igual remecen el corazón y la razón de quienes se apegaron más a la tradición frente a un proceso válido, imponente, llamado mercadeo, negocio, plata.

Y, si bien este tipo de fichajes beneficia tanto a las instituciones como a los futbolistas -“Nadie de Alianza Lima me llamó… ahora estoy feliz de tomar esta decisión, es lo mejor para mi carrera y para mi familia”, expresó al respecto el nieto de Juan Eduardo Hohberg, histórico delantero del Peñarol de Uruguay-, hay en cierta fanaticada un sentimiento que rompe los códigos al cambiarse de equipo. No hay dos opiniones: cambiar de camiseta es una traición.

Una denunciada violación a la fidelidad que rebaza al viejo refrán cuyo uso sirve para explicar o justificar la emigración: “Por mi mejoría, mi casa dejaría”. Un arcaico concepto quizás que reclama por ese estandarte llamado identidad, por aquel atributo cada vez menos común: la lealtad, inmenso valor tan venido a menos en todas las esferas.

Tal vez por eso muchos no aceptan el cambio de camiseta, porque es un vínculo estructurado sobre el cariño a una institución, a su tradición; enraizado en la historia personal, en la construcción de identificación. Características todas que se diluyen en estos tiempos donde el vil metal también identifica al balompié.

Mientras tanto, desfilan por nuestras retinas Reynoso en la U y Alianza, al igual que Ciurlizza, Esidio, Farfán, Bazalar, versus un Carranza o ‘Lolo’ exclusivos. Del mismo modo distinguimos a un Messi azulgrana frente a un trotamundos equipista CR7 en el Sporting de Lisboa, Manchester United, Real Madrid y Juventus. Es el fútbol damas y caballeros.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Salen a la luz pagos de Odebrecht relacionados a Gasoducto Sur Peruano

Salen a la luz pagos de Odebrecht relacionados a Gasoducto Sur Peruano