Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



¡Así no, señor presidente!

¿De lo que se trata es de agachar la cabeza y conceder hasta los últimos deseos de las comunidades? Gregorio Rojas y compañeros deben estar frotando sus lámparas mágicas (de cobre), cual Aladinos, porque han pasado a ser los ciudadanos más privilegiados del Perú, sus palabras son órdenes y sus deseos, obligaciones. Están creando unos monstruos, unos chantajistas, y el facilismo es como un reguero de pólvora, cuando menos lo pensemos todos exigirán ese trato preferencial. Bloquear minas es el oficio mejor remunerado del país.

Con el derecho de hacer minería en el Perú, NO SE NEGOCIA y esa debería ser una premisa inamovible del Estado, indistintamente de quién esté en el gobierno. La riqueza polimetálica de nuestro territorio es nuestra mayor ventaja comparativa que, de alguna manera, compensa nuestra geografía accidentada y la dificultad para desarrollar actividades agrícolas en las zonas altoandinas.

En el primer bimestre del 2019, las transferencias de los gobiernos regionales por concepto de aportes mineros (canon, regalías, derechos de vigencia y penalidades) ascienden a 1,742 millones de soles, un incremento de más del 400 % respecto del mismo periodo en el 2018, que fueron solo 319.7 millones de soles

Pero también en el primer bimestre del 2019 decrecieron dramáticamente las exportaciones. Cuando se lo preguntaron a Édgar Vásquez (vale recordar que es el ministro de Comercio Exterior y Turismo) su respuesta fue “La evolución de la cotización del cobre fue en bajada, especialmente durante el segundo semestre del 2018”. Esa es nuestra dependencia con las industrias extractivas, nos guste o no.

Hace 20 años los factores críticos para desarrollar minería eran: reservas probadas, buena ley, maquinaria de última generación y disponibilidad de presupuesto. Hoy es esencial obtener y mantener la Licencia Social (así como la dan, la quitan), se ha vuelto el corazón de un proyecto minero. Por ello, resulta tan risible que el Fondo de Adelanto Social se haya anunciado con gran pompa y solo cuente con un efímero presupuesto de cincuenta millones de soles. A pesar de la mala prensa y los eternos detractores, el Estado cobra millones a la minería, es su responsabilidad estar presente, prevenir y allanar el camino a la inversión.

A más inri, a inicios del 2017, se creó un Viceministerio de Gobernanza Territorial que, entre sus múltiples y ambiciosos objetivos, está: “Disminuir la conflictividad. Intervención temprana evitando la violencia en el conflicto”, labor que se toman al pie de la letra porque tienen carta blanca para ceder ante las presiones de los revoltosos. Petroperú y Las Bambas son los mejores ejemplos de la improvisación y falta de estrategia y firmeza del Estado. En lenguaje simple: generan inmenso gasto y no dan absolutamente ningún resultado.

¿Cuánta más ineficiencia estamos dispuestos a aguantar? La pregunta de siempre que jamás recibe respuesta.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
EN VIVO | Odebrecht: PJ evalúa recursos de apelación presentados por árbitros

EN VIVO | Odebrecht: PJ evalúa recursos de apelación presentados por árbitros