Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



Indignación

El premier anunció la posibilidad de destinar el 2 % del IGV de los pasajes aéreos para que se distribuya en las regiones, con el noble propósito de disminuir el déficit de infraestructura. ¡Genial! Ahora que nos explique el “cómo”. El día en que entendamos que, en nuestro país, es más grave la falta de gestión que la carencia de dinero, habremos vencido nuestra principal traba. George Forsyth es el mejor ejemplo. Se ha vuelto presidenciable simplemente porque ha puesto orden en Gamarra. Es trabajador, valiente, pero, sobre todo, está obteniendo logros y cumpliendo con la palabra empeñada, generando credibilidad y alimentando la esperanza de un distrito cansado de mil promesas y corrupción.

En dos años, la Reconstrucción solo ha avanzado cerca de 15 %. Sí, un ridículo QUINCE por ciento, y el último de los problemas ha sido la falta de recursos. Todo lo contrario, se han recibido fondos con inmensa generosidad, que se han visto traducidos en una pésima planificación y ejecución: expedientes mal trabajados, obras inconclusas, deficiencias constructivas. Todas las autoridades –ministeriales, regionales, distritales– han querido tener su cuota de figuración, cada una a su manera, sin norte claro e institucionalidad. Todos son circunstanciales gestores que han querido fotos y apuradas inauguraciones para documentar su pase por la política, sin importar las consecuencias y el inmenso costo social.

Al ser preguntado Nelson Chui (tercer director ejecutivo de la ARCC) sobre el inexcusable retraso, responde: “No es que haya sido responsabilidad (de alguien) lo que pasa es que ha habido una serie de normas que se han ido mejorando, perfeccionando, se han ido haciendo los estudios. Ahora tenemos más expedientes, más documentación y vamos a empezar a avanzar el próximo mes a un ritmo mayor y ESPEREMOS llegar a fin de año con un avance del 35 %”. ¡Por Dios! Hasta las expresiones que usa el señor Chui denotan lentitud y falta de convicción. En esas manos estamos, no encuentro palabras para traducir mi indignación.

¿Por qué no se tomó otra opción? Tan pronto ocurrido el desastre, Amcham y AFIN realizaron un evento en el que convocaron a empresas canadienses y estadounidenses de primera línea, acostumbradas a trabajar en zonas de desastres bajo el formato EPCM (Engineering, Procurement and Construction Management). En treinta días debieron estar trabajando en las zonas devastadas. Quizás en términos económicos hubiera sido más elevado, pero se hubiera logrado eficiencia y oportunidad. Hoy el costo del sufrimiento y abandono es sideralmente mayor, pero eso no cuenta porque la gente está acostumbrada a pasar penurias y recibir migajas.

¡Basta, señor presidente! Ha consolidado sus pactos regionales con dadivosas transferencias presupuestales, es tiempo que empiece a mostrar los frutos, porque lo único que vemos es descontento y ausencia del Estado.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto

Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto