Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



No permitiremos un naufragio

¡Nos gobiernan “monos con metralleta”! Qué derecho tiene este gobierno para destruir todo lo que toca; para ahuyentar a los peruanos de buena fe, que invierten, hacen empresa, pagan impuestos, cuidan su ciudad y contribuyen dentro de sus capacidades con los peruanos más humildes. Aquellos valientes que contra viento y marea dan la lucha, a pesar de que son el blanco permanente de Vizcarra y su cuestionable entorno que no deja de crecer. ¿Por qué tenemos que vivir con miedo y a la defensiva? ¿Quién lo ha autorizado a hacer uso y abuso del dinero público, incrementando en 72 % el presupuesto del despacho presidencial, o sideralmente las asesorías y consultorías, a pesar de sus promesas de austeridad? ¿Por qué reserva la “prosperidad” para su propia y exclusiva minoría? ¿Por qué los ministros tienen que ser fiel reflejo de la debilidad e incompetencia del Presidente? Son los típicos ciudadanos que sueñan con el poder, a cualquier costo, a pesar de que ello implique someterse sumisamente a los designios de los que verdaderamente mandan (Morales, Aguiar y algunos cortesanos de Moquegua).

Lamentablemente, aún no han caído en cuenta que su nombramiento es para guardar las formas, son imperturbables. Su exposición mediática es mínima (salvo Del Solar y Cevallos), la absolutamente necesaria, se han convertido en un título y un fajín. Ningún profesional competente estaría dispuesto a humillarse y asumir una actitud servil ante ese entorno. Que dos expresidentes estén en la cárcel no es suficiente.

La lista de delincuentes en el Perú es larguísima, los micro sobornos son una práctica muy extendida, nada funciona sin incentivos; estamos muy pero muy lejos de erradicar la corrupción en el país. Al gobierno no le interesa si estos casos son ejemplarizadores, solo le importa que tan bien pueden viralizarlos y venderlos, a través de los medios afectos (sorpresivamente cada vez más infieles), que han fungido de eficiente Ministerio de la Propaganda, para que calen en el espíritu popular, en las emociones de los miles de peruanos decepcionados.

Hoy en el Perú la justicia no es ciega ni se aplica con la misma vara; de otra manera, no se explica cómo puede haberse archivado el caso del audio de César San Martín con el juez Walter Ríos, el capo di tutti capi del Callao o, que se haya suspendido la orden de prisión para Vladimir Cerrón, o que se dilate ad infinitum la sentencia de Gregorio Santos ofrecida para junio de 2018. ¡Son intocables! Baje del pedestal y renuncie, señor Vizcarra, váyase a su casa. No merecemos este costoso retroceso, ni nuevos capítulos de violencia y carencias: el terror, la sangre y la pobreza que caracterizó a la década de los ochenta. No descapitalice al país de recurso humano valioso que empieza a mirar nuevos horizontes. Usted será el responsable y no habrá excusas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Pretenden encubrir incapacidad del Ejecutivo con DU

Pretenden encubrir incapacidad del Ejecutivo con DU