Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



¿Saldremos del laberinto?

“Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” reza un sabio refrán español que, para variar, tiene su excepción en el Perú.

A usted, señor lector, ¿no le molesta que todos los inculpados por corrupción, además de sinvergüenzas, sean mentirosos profundos? Ninguno, absolutamente ninguno ha tenido la hidalguía de reconocer su culpabilidad, a pesar de la contundencia de las pruebas. No les ha bastado saquear al país, sino que dolosamente permiten que se siga gastando millones en fiscalizaciones e investigaciones, porque se niegan a reconocer sus delitos.  El costo de la verdad es altísimo y, entre colaboraciones eficaces y pactos de salida, los grandes corruptores son los más beneficiados.

La estrategia de Villarán, Glave, Townsend y todos sus adlatares es generar confusión. Se responsabilizan recíprocamente como niños jugando a “El Gran Bonetón” pero su cinismo ya ha quedado al descubierto; en plena eclosión de la lucha contra la corrupción sus contradicciones y burdas falacias no resisten el menor análisis. Sus amigos (los hoy dueños de la verdad en el Perú) no pueden retrasar más las declaraciones, Barata y Pinheiro han cantado fuerte y claro,  por lo que su cuento de que una campaña a nivel de Lima Metropolitana costaba cuatro soles y que era posible financiarla con polladas, bingos, rifas, aportes familiares y diezmos partidarios es una gran falacia, que su mitomanía no logra desentrañar.

Lo primero que se tiene que asegurar para ejecutar cualquier proyecto es dinero, PRESUPUESTO y estos personajes, que han manejado los destinos de nuestra inmensa y poblada ciudad, pretenden hacernos creer que los fondos eran la última de las prioridades y que con polladitas manejarían una campaña de esta envergadura. Es tan burdo, que cuesta creerlo.

Pues la cruzada para la permanencia de Villarán, que involucró toda clase de eventos y artistas progres (sin más adjetivos) parecería que costó cerca de US$ 4M, más de lo recaudado por la Teletón 2018 en la que participó TODO EL PERÚ. Es clarísimo que sin la generosidad de Odebrecht y OAS, las chalinas verdes no hubieran sobrevivido.

Odebrecht había comprometido US$ 700M en Línea 1 del Metro, no se la iba a jugar, para ellos era indispensable que Villarán se quedase y ella lo sabía perfectamente. El aporte de US$ 3M era menos del 0.5 % de la inversión, no le hacía ni cosquillas financiar la permanencia de la ex alcaldesa

Durante la campaña por el No, uno de los argumentos de Villarán fue sostener “Yo creo en el cargamontón… y lo que se ha dicho sobre mí que soy una persona que no trabaja, entre otras cosas, es la estrategia de Goebbels: miente, miente, que algo queda”. Que poderoso es el Karma, Sra. Villarán, la gran mentirosa siempre fue usted y esas falacias la han conducido a convertirse en un corrupto cadáver político.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
EN VIVO | Odebrecht: PJ evalúa recursos de apelación presentados por árbitros

EN VIVO | Odebrecht: PJ evalúa recursos de apelación presentados por árbitros