Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



Su majestad LA MENTIRA

“La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”, Cicerón, orador y político romano.

Muchos candidatos omiten la verdad, calumnian, falsean, violan la transparencia que siempre predican. Sus hojas de vida suelen ser un ejemplo de virtud, marcan distancia del “errare humanum est” porque todos se presentan con una trayectoria intachable. Tienen una capacidad para borrar los capítulos nefastos de su vida, muy antojadiza. Daniel Mora ocultó información muy relevante, mintió. El JEE que sabía de la denuncia desde noviembre pasado, olvidó sacar a luz este hecho que el país debía conocer. ¿La burocracia desbordó a la entidad electoral? ¿Simple negligencia o engaño intencional? ¿Protegiendo a un favorito por instrucciones superiores?

Llevando el número 2 de un partido con alta aprobación en las encuestas, Mora era ganador fijo. Años vendiéndose como el gran reformador de la educación universitaria, resultó ser un hombre violento y con una desafortunada vida familiar. Lilia Jaureguy, la víctima de las iras del general, que inicialmente trató de proteger a su marido, como manda esa patética costumbre machista que es la gran culpable de la violencia familiar, el pasado domingo tuvo la valentía de desmentirlo y ratificar, públicamente, todos los términos de su denuncia.

Revelada su infidelidad y posterior cobardía, Julio Guzmán mintió. Y cuántas veces nos habrá timado con esa sonrisa congelada y un rostro que solo se contrae en situaciones de alta complejidad. Se lo tenían guardado desde hacía mucho tiempo. ¿Querían desinflar a los moraditos una semana antes de las elecciones o simple venganza de un resentido Daniel Mora? Hay muchas especulaciones, pero estoy segura de que serán pocos días de escándalo y luego vendrá la calma. En nuestro país no hay cadáveres políticos; si alguien cree que las acusaciones contra Guzmán han aniquilado su carrera hacia la presidencia, se equivocan. Somos demasiado irresponsables y desmemoriados, permitimos el reciclaje de estos nefastos personajes. Algunos ni se enterarán, casi les da lo mismo quién esté en el gobierno, viven en su mundo paralelo de informalidad y ausencia de Estado.

Vicente Zeballos abandonó a una hija por 24 años pero hoy dice abanderar la lucha contra la violencia familiar. Recientemente ha declarado “el Estado actuará en forma integral e inmediata ante cualquier situación de agresión física o psicológica a la mujer”. La realidad lo desmiente, ni tan inmediata ni tan integral. La señora Jaureguy ha manifestado que después de seis meses de su denuncia, solo recibió un documento de la PNP donde se le comunicó que se le otorgaban garantías, excepto sábados y domingos. Gracias Policía Nacional del Perú, pero mejor no me ayudes.

El engaño es un fraude, el mayor cómplice de la impunidad, pero en el Perú se pasa por agua tibia. Recordemos a los investigados por corrupción, absolutamente todos han mentido, siendo Alejandro Toledo quizás el más emblemático por lo absurdo y pueril de sus montajes. Es un problema recurrente que mientras que no se castigue con la mayor severidad, vivirá siempre con nosotros.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vizcarra sobre eliminación de inmunidad: Congresistas tienen que seguir compromisos que asumieron en campaña

Vizcarra sobre eliminación de inmunidad: Congresistas tienen que seguir compromisos que asumieron en campaña