Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:



Una sociedad progresa si sus ciudadanos persiguen la razón… no la moda

Algunas encuestadoras no conocen límite, realmente han perdido toda vergüenza, su nivel de manipulación de la opinión pública, respaldados por los medios oficialistas, sólo provoca náusea e impotencia.

Inaceptable que Datum o Pulso Perú realicen encuestas en las que se formule la siguiente pregunta:

“Dígame: ¿qué es mas importante para usted: que se conozca la verdad y se sancione a políticos y funcionarios que recibieron sobornos de Odebrecht o que se multe a Odebrecht con un monto mayor de reparación civil para el país?”, pero los críticos apenas se hacen escuchar.

Al margen que excluye a los empresarios privados que jugaron sucio desde el tantas veces negado Club de la Construcción y que no califica correctamente a la reparación civil porque no es una multa sino una indemnización, preguntas de esta naturaleza son inaceptables. Se está convalidando el nefasto Acuerdo de Colaboración a través de la participación ciudadana; si la gente en ignorancia está comprometiendo su opinión, se volverá defensora acérrima del engaño, para complacencia del Gobierno. Los típicos tontos útiles que se repiten recurrentemente en la historia, de la que nada han aprendido.

El común de las personas no conoce derecho ni es capaz de dimensionar la magnitud  del delito y del daño, lo único que quieren es sangre y espectáculo, que desfilen todos los corruptos y sean ajusticiados.  No pueden hacerse sondeos para definir si es correcto o no aplicar la ley o si los investigados deben ser declarados inocentes o culpables

¿Esa es la forma como se administra justicia en el Perú? ¿Los jueces se han vuelto simples gestores del clamor de una mayoría engañada? Las encuestas no pretenden ilustrar sobre la sensibilidad social sino modificar los criterios del público, y es mucho más fácil manipularlo con emociones que con argumentos racionales.

El llamado efecto arrastre, vale decir, adherirse a lo que piensa la mayoría es inevitable. Las encuestas se convierten en profecías que se cumplen a sí mismas porque generan cascadas de opinión que se van retroalimentando. La más colosal aberración puede convertirse en un dogma de general aceptación con la fuerza arrolladora de los sondeos y los medios, socios perfectos en este contubernio.

Además, el proceso de limpieza de Odebrecht es una vergüenza. Hay quienes saludan que esté contribuyendo con la justicia y que haya sido capaz de destapar la inmundicia que afecta nuestro país. ¡De locos! Recordemos que se trata del mayor caso de soborno en la historia y que salió a luz gracias al Departamento de Justicia de los EE.UU. Odebrecht está “colaborando” al mínimo, la información se da con cuentagotas, forzada, maquillada y a un precio altísimo.

La democracia en el Perú nunca gozó de buena salud pero hoy agoniza; es un simple espejismo.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso

César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso