Las vicisitudes de los maestros, en su labor de contribuir a la formación de las nuevas generaciones, no han sido ajenas al cine. Escenas inspiradoras y emotivas, enmarcadas en las más diversas realidades sociales, políticas y culturales son la materia prima de las cintas que tienen a profesores como sus protagonistas. Hagamos un repaso de aquellas que más nos han impactado.

Al maestro con cariño (1967), titulada Rebelión en las aulas en España, trata de un ingeniero negro (un estupendo Sidney Poitier en el papel del profesor Tuckeray) que acepta un puesto como profesor de instituto en una barriada londinense en los años 60. Esta película se ha tomado como referente para muchas otras que vendrían posteriormente; con un alumnado rebelde que poco a poco es domado por un enfoque didáctico nuevo, por parte de un profesor novato que aterriza en el colegio casi por casualidad.

El club de los poetas muertos (1989), la película transcurre en la década de los 50 en Estados Unidos. Narra la experiencia de un grupo de alumnos que cambió su vida en la tradicional y estricta Academia Welton, con el carácter revolucionario, la creatividad y los métodos poco tradicionales del nuevo profesor de literatura John Keating, interpretado excepcionalmente por Robin Williams.

El club de los emperadores (2002), ambientada en 1972. Kevin Kline interpreta al profesor Hundert, en el elitista colegio masculino de St. Benedict. Él tiene que lidiar con su nuevo estudiante, el carismático y rebelde Sedgewick Bell. Veinte años después, volverán a encontrarse, cuando el joven es ya un poderoso hombre de negocios y los resultados no serán alentadores.

Finalmente, La sonrisa de Mona Lisa (2003), donde Julia Roberts es profesora en 1953 en la universidad de señoritas de Wellesley. En una época en la que la máxima aspiración de la mujer era casarse y formar un hogar, ella transformará radicalmente su visión de la vida y la sociedad.