Marcos Ibazeta Marino

Acerca de Marcos Ibazeta Marino:



Lucha contra la corrupción, ¿de quién?

Desde que se desató el escándalo Odebrecht, tanto por su actuación como financista de muchas agrupaciones políticas y de muchos políticos a título individual, como por la corrupción de las más altas autoridades de los gobiernos de turno para, vía millonarias coimas, tomar el cuasi monopolio de las más grandes obras públicas ejecutadas en el país, tanto que un ministro del régimen humalista, sin ningún rubor, expresó que Odebrecht ponía y sacaba presidentes; desde entonces ha sido notoria la guerra de poderes en el Perú con la única finalidad de tomar el control de toda la institucionalidad, para lo cual nadie dudó en desatar tormentas de odios y resentimientos apoyados por una prensa irresponsable para fijar en la población una mirada hacia sus pies sin ver el horizonte en 360 grados.

El choque más violento y virulento se dio entre el Ejecutivo y Legislativo con el triunfo del primero, que terminó con la disolución del segundo y, por ende, quedando el Ejecutivo sin fiscalización alguna. Ha pasado la celebración de los ciegos y recién están abriendo los ojos frente a un gobierno ineficiente que no impulsa ni inversiones, ni obras, ni seguridad, ni nada, pero sí que día a día está endeudando por miles de millones al Estado peruano vía bonos soberanos.

El segundo escenario fue la captura de todo el sistema de justicia, facilitado por los audios propalados por un ente no gubernamental filtrados por autoridades fiscales y judiciales, que dio origen al caso de los cuellos blancos y que justificó el cierre del Consejo Nacional de la Magistratura y la lucha por la captura de la Fiscalía de la Nación, creándose una Comisión de Reforma del sistema de justicia presidida por el presidente de la República e integrada, entre otros, por el fiscal de la Nación, el presidente del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, hasta que este se percató que no podía lesionar ni la autonomía de su institución ni la independencia de sus miembros de tan grosera manera y se retiró a tiempo.

Con la Junta Nacional de Justicia se iniciará el proceso de evaluación de jueces y fiscales, con lo cual es fácil que muchos fiscales y jueces se subordinen al poder político.

Ha caído preso el expremier César Villanueva, vocero en su tiempo del Ejecutivo en esta confrontación.

Parece que el objetivo de todo este desmadre es la búsqueda de impunidad, pero esto es imposible porque todo llega en su momento. La ley debe alcanzar a todos.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Frepap y UPP, ¿los radicales del nuevo Congreso?

Frepap y UPP, ¿los radicales del nuevo Congreso?