Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





¿Cierran el Congreso?

Desde hace varios meses reina la incertidumbre en el Parlamento sobre si el Presidente Vizcarra pateará el tablero democrático, cerrando el Congreso. Las amenazas que el Legislativo ha recibido con la reforma política enviada por el Ejecutivo son considerables. Anteriormente, el inútil referéndum fue propicio para intimidar al Parlamento. Se parió un ratón, son “reformas” inaplicables y perniciosas para el país.

Que la comisión encargada no pueda nombrar a un solo miembro de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) que designará a jueces y fiscales evidencia que hubo apresuramiento y que el proyecto de Palacio es un ‘Frankenstein’ que no camina, ni caminará.

Pero Vizcarra -junto con las encuestas y los medios- logró su objetivo mayor: desacreditar hasta el límite al Congreso. La reforma política del Ejecutivo tiene puntos inaceptables e inaplicables. Si Vizcarra cierra el Legislativo con el pretexto de que no se respetó ‘la esencia’ de esta o el absurdo plazo, la reacción ciudadana será cero. Habrá aplausos, pan y circo.

Los más protocolares argumentan que los Panamericanos frenarán los ímpetus golpistas de Vizcarra. Pero puede ser la ocasión ideal, el país estará en otra. El mandatario tiene un problemón: aparecieron coimas por $3 millones en el Gaseoducto de Humala y la obra no está incluida en el Acuerdo con Odebrecht. Hay lío fuerte en la Fiscalía. El politizado equipo fiscal del caso Lava Jato está chamusqueado. Odebrecht “nos hizo cholito”, mintió. Los fiscales llevados a héroes por una prensa interesada han perdido total credibilidad.

O Barata meció a los dos fiscales anticorrupción o actuó en complicidad con ellos, no hay más. Lo cierto es que el fiscal Hamilton Castro, que veía anteriormente el caso Lava Jato fue atacado por su colega, José Pérez, acusándolo de propiciar la fuga de Toledo etc. Castro le retrucó “¿por qué no incluyó pagos ilícitos de 20 proyectos en el Acuerdo”?

Vizcarra lapidó al ex Fiscal de la Nación Gonzalo Chávarry para controlar férreamente la Fiscalía. Que el Equipo Especial y el Acuerdo favorecieran a Odebrecht lo debilita. Insistir en crear una organización criminal con Chávarry, el fujimorismo y ‘Los Cuellos Blancos’ no es creíble cuando vemos que Barata nos estafó. El Gaseoducto era un millonario proyecto, $7,000 millones. Involucra además a Ollanta Humala y señora, aliados del régimen, como lo estableció la comisión Lava Jato.

Además, el Presidente está tapizado de investigaciones por corrupción, desde un colaborador eficaz que lo señala en el dormido caso Chinchero, hasta una acusación fiscal en Moquegua. Está entrampado. Si cierra el Congreso tendrá un corifeo de empalagosos ‘constitucionalistas’ que dirán: Vizcarra es la ley.  Zafaría de tanto problema y tendría aire para hacer reformas a su medida y objetivos. Los maltratados militares con los mandiles rosados pueden ser el fiel de la balanza, además de la comunidad internacional. Corren las apuestas.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
ESTRELLAS DEL 2021, por El Montonero

ESTRELLAS DEL 2021, por El Montonero