Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





Diviac: La policía política

Muchas voces en la Fiscalía consideran a la Diviac (División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad, 500 integrantes) como la policía política, denominación que tuvo el efecto del ajo para el vampiro en el ministro del Interior y los integrantes de la Diviac, citados por la Comisión de Defensa del Congreso para aclarar hechos extraños en el operativo de allanamiento y detención del expresidente Alan García.

En la Fiscalía hay desmoralización ante la soberbia y potencia política de Diviac. Fiscal que no la usa y trabaja –como debe ser– con la Policía Judicial es mal visto. Lo usual es actuar con la Policía Judicial, lo excepcional es hacerlo con Diviac. El juez designó a la  Policía Judicial para el allanamiento a Alan García. El fiscal Pérez, arbitrariamente, llama a Diviac. En la Fiscalía no son ciegos a los excesos de dos fiscales anticorrupción.

El presidente y el premier respaldaron políticamente a la Diviac por el “maltrato recibido en el Congreso”. El ministro del Interior se despachó contra los congresistas de la comisión, exigiendo disculpas. Lo acompañaban el director de la Policía y el “protegido” jefe de la Diviac, coronel Harvey Colchado.

Vaya poder que encarna Colchado para recibir el patrocinio de paje a rey. Confirma que Diviac es la policía política. Colchado y el ministro Morán cantaron la misma copla, declarando: “qué culpa tiene la policía de intervenir a delincuentes de cuello y corbata”. Patapúfete. El psicosocial es obvio: condenaron al expresidente García y se volvieron los vejados en un tris. Siempre apoyados por una prensa adicta y vinculada a Lava Jato.

Los ‘diviac’ que declararon ante la comisión fueron instruidos para mostrarse desafiantes y provocadores. Su insolencia era notoria. La suboficial que grabó el allanamiento recurrió al cuentito de que no conocía la cámara y por eso no hay audio. ¿Así se preparan los operativos en Diviac? Afirmó que no comieron hasta las 8 p.m. Los trabajadores de Alan García dicen lo contrario: además de comer y pasearse por el inmueble, los ‘diviac’ dejaron todo sucio.

El mayor Ordinola –acusado de tortura– que retó a los congresistas ofreciendo quitarse la camisa para enseñar su chaleco antibalas porque estaba ‘asado’, se llevó el premio a la patanería. Y luego Colchado denostó a sus colegas de la Policía Judicial por los fracasos en los casos Donayre, Hinostroza y otros.

Diviac –lo manifestó uno de ellos– hace reglajes previos a las detenciones. Espía. Colchado, jefe policial del caso ‘Cuellos Blancos’ y del grupo de escucha Constelación,  acusó al ex fiscal de la Nación, Gonzalo Chávarry, de ser “el fiscal del partido fujimorista”. El ministro Morán dijo que lo investigarían, nada sabemos. Diviac presionó a la seguridad de Chávarry para implicarlo en el deslacrado y ha detenido a todos los políticos. Ordinola ayudó a Humala en su juicio ¿Alguien duda de que es una siniestra policía política?

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
La última carta para cerrar el Congreso

La última carta para cerrar el Congreso