Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





El Papa y la prensa

Las palabras del Papa Francisco en una entrevista sobre el comportamiento de la prensa caen como anillo (papal) al dedo para el singular desempeño de los medios en nuestro país. A decir de muchos, incluye diversas posiciones, el periodismo local se volvió un partido político más, experto en campañas, denigraciones, seguidor ferviente de psicosociales. En suma, para buen número de ciudadanos es muy parecido a lo ocurrido en la época de Fujimori y Montesinos. A la prensa la mueven intereses económicos y políticos.

Esto surgió con los audios de Los Cuellos Blancos del Puerto, que pusieron en vilo al país. Luego vino la demolición contra el ex fiscal de la Nación Gonzalo Chávarry, el ungimiento de dos fiscales anticorrupción, un carnaval desagradable y macabro que terminó con el linchamiento mediático del expresidente Alan García incluso luego de su muerte.

Previamente sufrimos la arremetida semanal y diaria contra el Congreso. En buena cuenta, el nuevo Perú que quiere endilgarnos este régimen -no elegido por el voto popular– destruyendo la institucionalidad, no sería posible si no contara con el apoyo sólido de la prensa nacional.

Dice el Papa que los medios tienen cuatro actitudes que amenazan permanentemente a los ciudadanos: 1) “La desinformación. Doy la noticia pero solo la mitad. La otra mitad no la doy… eso es desinformar”. 2) “La calumnia. Hay medios de comunicación que calumnian sin problema. Tiene tanto poder frente a la masa, a la gente que puede calumniar impunemente”.

El Papa tiene razón. Cuando uno le pregunta a las personas: “¿De dónde saca eso?”, responden: “lo vi en televisión”, “lo leí en tal portada”. Recordemos que las portadas en la época de Montesinos eran una herramienta fundamental para calumniar. Siempre preciso, el Papa refiere que nadie le hará juicio a los medios. Todos saben que es una causa perdida.

3) La tercera actitud es la difamación. “Toda persona tiene derecho a la buena reputación. Si hace veinte años diste un resbalón y pagaste la pena, eres una persona sin mancha. Los medios de comunicación no pueden sacarte una historia que está superada y bien pagada ya”.

4) “La coprofilia. Es arriesgado decirlo pero es verdad: el amor a la cosa sucia. Literalmente el amor a la caca. Generar escándalo… eso vende”. Algo ingenuamente, el Papa concluye que si superamos estos extremos, la comunicación humana sería mejor.

Lo mencionado por el pontífice es una cruda realidad. A los peruanos nos rebota cada día. Vemos con estupor la satanización de las personas que no son adictas al Gobierno, que son críticas. El régimen –dijo el premier– quiere construir un “nuevo país para el bicentenario” y limpiarlo de los partidos políticos existentes. Sin el favor de los medios ‘no la hacen’.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
La última carta para cerrar el Congreso

La última carta para cerrar el Congreso