Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:



El Presidente no tiene derecho…

El Presidente no tiene derecho a imponer su interés personal a 32 millones de peruanos. Queda claro que su proyecto político es trasgredir la ley y demoler el sistema democrático. Sin embargo, como todo funcionario público, está obligado a cumplir la ley y la Constitución. No hay más. Dos más dos siempre serán cuatro, nunca cinco. Igual es para el gobierno de un país. Martín Vizcarra está haciendo un papelón internacional.

No sabemos quién lo ha convencido de que puede amenazar con cerrar el Congreso sin razón ni fundamento, solo con el discurso simplón de que el adelanto de elecciones combatirá la corrupción y una engañosa nueva era. Vizcarra sabe de negocios bastante bien por su empresa constructora familiar y ha sido funcionario estatal. Imposible que no sepa que su proceder es negativo para el Perú. Entonces es prístino que estamos ante un proyecto oscuro, aliado del humalismo . Persigue únicamente salvar su pellejo ante las numerosas denuncias de corrupción que tiene. Pactó con la ultra a espaldas del país, quitándole la licencia de construcción a Tía María.

Usa la plata de todos los peruanos para hacer campaña por el adelanto de elecciones. Hace de telonero de una fracasada marcha por el cierre del Congreso. Y su Premier, imberbe e ignaro de la historia del Perú, afirma que los congresos con mayoría opositora no funcionan, ergo hay que destruir la democracia. El gabinete promociona un incremento de la productividad como si todos no supiéramos que el BCR ya rebajó el crecimiento del 2019 a 2.5% del PBI. Una desgracia nacional, se incrementa la brecha de infraestructura, la anemia infantil llega al 42%, los hospitales son una ruina, el norte agoniza y el empleo decrece. Pero lo único que busca el mandatario es disolver el Congreso. Afortunadamente el Parlamento está bastante cohesionado, poniéndole freno a tanta tropelía presidencial.

Ahí valen los votos -como en las elecciones generales- y el Ejecutivo no los tiene. Probablemente Vizcarra plantee la cuestión de confianza y se estrellará. Hay que recordarle que “la historia se repite dos veces: la primera como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa” (Marx inspirado en Hegel). Querer replicar el golpe del 5 de abril es ignorar que en 1992 vivíamos una hiperinflación propicia para cualquier cosa y que el terrorismo era agudo, sin que esto lo justifique.

Ahora Vizcarra persigue a los familiares de los opositores. Aunque sus adláteres tengan parientes trabajando en el gobierno. Su hermano, por ejemplo, incumplió tres veces la citación de la Comisión de Fiscalización. El Congreso no puede investigar a la SUNEDU pero ésta sí puede hostigar a las universidades con interés político. Pero nada pasa. La mayoría de medios es servil y funcional al oscuro proyecto de Palacio. Pronto acabará la farsa y caerá el telón.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas

Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas