Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:



Ganó la democracia

Luego de dos meses de enfrentamientos, el Congreso archivó la exigencia del régimen de adelantar elecciones. Como ocurre con las causas justas, se venció a la antidemocracia y a la intolerancia. Esto solo fue posible porque la oposición se unió y trabajó por un objetivo concreto. En esta derrota del Ejecutivo fue fundamental tener un presidente del Congreso firme, al que no se puede chantajear ni presionar. El contar con una presidenta de la Comisión de Constitución de convicciones firmes, proba, fue también determinante.

Ante este fracaso, Vizcarra anunció que planteará cuestión de confianza para cambiar las reglas para elegir a los miembros del Tribunal Constitucional, aunque el proyecto en cuestión no existe, ¡plof! Se presentó solo ante las cámaras y se rumorea que varios ministros están bajándose de este barco que se hunde. Tiene asesores de cuarta categoría porque nuevamente, de rey a paje, la opinión pública le ha dicho que su propuesta es inconsistente, fuera del derecho.

El Presidente no puede pretender paralizar con un simple proyecto de ley la votación del próximo lunes, donde el pleno elegirá a nuevos magistrados del TC. Al parecer no hay nadie que le diga que ya perdió, que debe seguir gobernando hasta el 2021 o renunciar. Pero Vizcarra insiste en presentarse como el ventrílocuo de la voluntad popular, pronunciándose en nombre de masas que no existen. Lo confirma la ridícula marcha del jueves pasado: no fue ni un gato.

Lo que resulta claro es el vehemente deseo y la desesperación de controlar el TC a pesar de que seis de sus siete miembros ya excedieron el plazo de su mandato. Vizcarra inventa historias mal construidas de componendas y maniobras congresales, cuando se requieren 87 votos para designar a estos magistrados. El número ya habla de un gran consenso entre todas las bancadas.

El Ejecutivo quiere controlar el TC para, entre otros, impedir la justa salida de Keiko Fujimori. ¿Por qué el Presidente está empeñado en bloquearla? Para colmo, una magistrada del TC se devela en una entrevista como opositora y detractora de Keiko Fujimori, evidenciando que la institución está altamente politizada, tal como lo suponíamos. Sin embargo, si hubiera justicia en el Perú, tanto Vizcarra como exmiembros de su gobierno estarían seriamente comprometidos.

Las críticas de Vizcarra al Congreso apuntaban a su demora. Pero, oh sorpresa, ahora reprueba la celeridad. El Presidente se va quedando sin respaldo; tal vez lo apoye un sector militar, pero si se usa la fuerza terminarán en la cárcel. Tiene la televisión pero no la calle. Y los medios, como tantos otros adulones, cuando vean que las cosas se complican le darán la espalda. Está cada día más solo y –como el rey desnudo– no quiere aceptarlo. El lunes se elegirán a nuevos miembros del TC, Vizcarra quedará arruinado. Afortunadamente, guste o no, la democracia está de fiesta.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Mark Vito se declara en huelga de hambre por “show” para evitar que Keiko Fujimori salga libre

Mark Vito se declara en huelga de hambre por “show” para evitar que Keiko Fujimori salga libre