Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





Harvey Colchado, el cuello más negro

Para quienes vivimos la oscura y mafiosa década Montesinos, (1990-2000), hace 19 años, resulta insólito constatar que el Perú transita actualmente por el mismo libreto. Ahora tenemos a Harvey Colchado, el coronel de la PNP, jefe de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (DIVIAC). El factótum del ridículo y poco creíble caso: Los Cuellos Blancos del Puerto (CB). Colchado no tiene el perfil de Montesinos, pero al igual que este posee, usa métodos ilícitos y cuenta con el respaldo del gobierno y de la Fiscalía también. Principalmente de la Fiscal de la Nación Zoraida Ávalos y del fiscal supremo Pablo Sánchez

El Presidente Vizcarra lo patrocina. Solo teniendo esa protección puede haber presionado a la seguridad del fiscal Gonzalo Chávarry para que mientan y lo involucren en su declaración fiscal en el caso del deslacrado de oficinas. Igualmente, requiere la bendición de Vizcarra para liderar el grupo Constelación, el otrora útil sistema de inteligencia de la Policía; convertido ahora en una entidad al servicio de propósitos oscuros contrarios a la democracia y a la Constitución.

Las fiscales del Callao, Sandra Castro y Rocío Pérez, a cargo de los Cuellos Blancos, son provisionales. En esa fiscalía se conoce que están digitadas por el coronel Colchado. En realidad, es el gran fiscal del Callao. Zoraida Avalos creó recientemente una instancia de nombre pomposo: el ‘Equipo Especial anti Cuellos Blancos’. Lo integran, entre otros, Pablo Sánchez y el fiscal supremo provisional Jesús Fernández, de quien se dice es buena persona, aunque es improbable que escape a las directivas de Colchado.

En Fiscalía se resalta que el rimbombante equipo podrá ajustar a fiscales y vocales supremos. Pero Harvey Colchado es muy versátil, extorsiona y chantajea, critica públicamente al fiscal supremo Chávarry, enfrenta al Congreso y encima -esto es espeluznante- cuenta con la simpatía de cierta prensa. También es “lobista”. Su esposa, Marcelita del Rosario Gutiérrez Vallejos, fiscal provincial penal, dejó su cargo. Zoraida Ávalos la ha incorporado a su despacho. Verá las denuncias contra altos funcionarios, atribución que llega hasta el Presidente de la República.

El primer caso encargado a la fiscal Gutiérrez es el de Martín Vizcarra-Chincheros. El mismo que desató la lapidación y el ‘bullying’ contra el fiscal Chávarry y donde hay un colaborador eficaz. Se lo quitaron a la fiscal provincial Zoila Sueno. Antes lo tenía el fiscal José Pérez y lo ‘empolló’. Es natural imaginar que entre marido y mujer habrá conversaciones respecto al caso Vizcarra-Chinchero.

En Fiscalía hay honda preocupación de volver al pasado. Al estar este caso en manos de la esposa del jefe de la DIVIAC el Presidente Vizcarra se siente más seguro. Favor con favor se paga, Harvey protege a Vizcarra y viceversa. El mandatario busca ¿‘comprar’?, ¿alquilar’? el Partido Renovación Nacional de Humberto Lay. Y si el río suena…





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco