Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:



Keiko Fujimori: la presa política

Con Hubert Lanssiers combatimos ardorosamente la injusta prisión de Miguel Ruiz Conejo (vivía con el segundo de Abimael Guzmán sin saberlo). También la de Francisco Landeo Jurado, un Kafka cholo, de Pepe Ramírez, amén de otras arbitrariedades jurídicas que nunca faltan en el sistema. Hemos visto psicosociales tremendos en el gobierno de Fujimori-Montesinos, persecuciones viles, guerra sucia como la realizada contra Lourdes Flores cuando candidateó a la alcaldía de Lima, las del gobierno de Humala y de PPK. Ahora el régimen de Vizcarra tiene su presa política: Keiko Fujimori.

Las razones para que esté encarcelada son ridículas y grotescas. Hay demasiados hechos que evidencian lo recontra política que es la chirona de Keiko Fujimori. Sería saludable que tanta encuesta que anda por ahí preguntara al ciudadano de a pie por los cargos contra esta. Probablemente dirán robo, sin poder sustentarlo. Tampoco conocen que es una prisión preventiva y que aún no la han juzgado, menos condenado.

Para el politizado Poder Judicial, KF debe quedarse provisionalmente 18 largos meses en cárcel (lleva 10). No porque haya un peligro de fuga si no porque obstruye a la justicia según el ‘temor’ o la presunción de alguien bastante desequilibrado como el fiscal Pérez, bendecido por los parcializados fallos de la Suprema. ¿Pero, cómo entorpece desde la cárcel?

El régimen usa todas sus armas para la demolición política de KF. Mediáticamente, la prensa oficialista inventó que la visita de congresistas a prisión coincidía con acciones de los fujimoristas, desacreditándola. Esto siempre ocurre previo a que su caso se vea en el Poder Judicial. Ridículo, KF es el titiritero que maneja todo desde la ‘cana’, desde el cuartucho precario donde está. Una persecución de rompe y raja.

La acusación fiscal es más malévola. Para el fiscal Pérez, como KF es líder de Fuerza Popular debería saber que el tesorero partidario, Luis Mejía, viajó a la selva supuestamente (no probado) a presionar a falsos aportantes. Pero Mejía, a quien seguro lo han ajustado, está libre. Alucinante. El fiscal Pérez presenta un testigo protegido (no colaborador) que escuchó la directiva, pero no menciona el nombre de KF ni de otros dirigentes.

O sea Pérez presume y KF va a la reja. Pérez, quien fue a buscar papeles supuestamente quemados por FP y no encontró ni un cacho, quien dice paranoicamente que lo amenazan, quien le enmienda la plana al Presidente y este corre a protegerlo y rapapolvea a sus superiores zurrándose en la jerarquía. Esos argumentos deleznables planteados por una persona que hace política como el fiscal Pérez convierte a Keiko Fujimori en una presa política. Lo confirma su reciente traslado a una clínica, enferma y esposada, un acto de odio e inhumanidad. Como si fuera el hampón más peligroso. Con el burdo ‘culebrón’ de citar a Montesinos se les ve el fustán.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Caso Keiko Fujimori: Fuerza Popular es incluida en investigación

Caso Keiko Fujimori: Fuerza Popular es incluida en investigación