Mariella Balbi

Mariella Balbi

SOBRE EL VOLCÁN

Acerca de Mariella Balbi:





La Fiscalía, una broma de mal gusto

  • Fecha Sábado 8 de Junio del 2019
  • Fecha 3:10 am

La Fiscalía terminó convirtiéndose en el principal brazo político de este gobierno. Donde se corta el jamón, en la Junta de Fiscales Supremos las cosas son peliagudas. Los fiscales  Zoraida  Ávalos, amiga personal del Presidente, y Pablo Sánchez están absolutamente entregados a la causa gubernamental. Aunque los supremos, Gonzalo Chávarry, Tomás Gálvez y Víctor Rodríguez no siempre votan unidos, son un freno a las pretensiones totalitarias de Palacio de Gobierno.

Chávarry ha desquiciado a Vizcarra y fue la verdadera razón de la abusiva e irregular cuestión de confianza. Hasta un ciego concluiría que la inhabilitación por el Congreso de Chávarry y de Gálvez permitiría un control total de la Junta de Fiscales y de sus decisiones, bloqueando las innumerables investigaciones al Presidente Vizcarra; desde su accidentado paso por la región Moquegua hasta el caso Chinchero en el gobierno de PPK.

Cuando el Congreso rechazó la inhabilitación de Chávarry arrancó una arremetida de varios fiscales contra este y el Parlamento. La fiscal Rocío Sánchez (Cuellos Blancos) opinó muy oronda: “ellos (los congresistas de oposición) tienen interés de mantener a su fiscal”, asegurando indubitablemente que cazarán a Chávarry porque presentarían otra acusación constitucional.

Como no pegó, inmediatamente otra fiscal del Callao también cuestionó al Congreso por el archivo de la acusación a Chávarry, declarando: “los congresistas han tenido el atrevimiento de decir que faltan pruebas” y afirmó sentir “indignación”. Aseveró además que Chávarry integra los “Cuellos Blancos”, garantizando tener ya “la estructura de poder de la organización que implica a parlamentarios”. Al diablo con el respeto a los otros poderes, con la presunción de inocencia y todo lo demás.

El toque estridente siempre lo da el fiscal Pérez, también amigo de Vizcarra, y de quien se dice despacha directamente con él. También juzgó a Chavarry, dijo sentirse “indignado” de tenerlo en la Junta de Fiscales porque “ha cometido delitos lamentables”. Respecto a la decisión del Congreso afirmó, alterado como siempre, “me uno a los miles de ciudadanos que creen que este Congreso ya no nos representa”.

Es inquietante que esta gente forme parte del sistema judicial. Adelantan opinión con gran desfachatez, lanzan diatribas contra los congresistas, acusan sin  mostrar pruebas. Todo turbio y manipulador. Nadie los denuncia y transgreden su propio reglamento. Son un poder supremo, encima de los otros poderes del Estado.

Imagine a un fiscal español, norteamericano o inglés en este plan. Pero lo más desopilante es que el vocal supremo César San Martín tiene un audio con el cuello más blanco del Callao, Walter Ríos. Le pide un favorcito y como sabemos, favor con favor se paga. Pero no tiene ninguna investigación. Y el fiscal Pablo Sánchez llega a la Academia de la Magistratura con dos jueces que poseen audios con César Hinostroza. Nuestra justicia es un sainete.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Villa Stein: “Las ONG me tienen miedo”

Villa Stein: “Las ONG me tienen miedo”